MICA 2015: un encuentro, miles de oportunidades comerciales

04 de septiembre de 2015

Hasta el 6 de septiembre, emprendedores de todas las provincias llevan a cabo rondas de negocios en el Centro Cultural Kirchner

Las rondas de negocios son el eje vertebral del Mercado de Industrias Culturales Argentinas (MICA), que, organizado por el Ministerio de Cultura de la Nación, se realiza en el Centro Cultural Kirchner hasta el domingo 6 de septiembre.

Son cruces breves y eficaces, de 15 minutos de duración, motivados por el interés comercial, que permiten generar un contacto directo entre productores, gestores y empresarios de los sectores convocados: música, audiovisual, editorial, artes escénicas, videojuegos y diseño.

Los compradores de la Argentina y del mundo, y los vendedores locales implicados en las más de 32.000 reuniones preagendadas a través de la plataforma virtual del Mercado aspiran a concretar negocios, mantener encuentros ocasionales, compartir información, crear vínculos y tejer redes regionales.

“Desde el Ministerio de Cultura de la Nación, apuntamos a generar un gran espacio de mercado para fortalecer los proyectos existentes y crear un ámbito de capacitación y formación para los emprendedores, que, de este modo, aprenden a comprar y vender sus productos”, explica el coordinador general del MICA, Martín Rosetti.

El piso 4 del ex Palacio de Correos está por entero dedicado a albergar estos encuentros, que se dividen por sectores, en los que se han dispuesto más de 400 mesas con sillas enfrentadas que invitan al diálogo.

El de música es acaso el sector más concurrido, donde casi mil vendedores y cien compradores celebrarán 3600 reuniones. Melina es una de las integrantes de la banda de ska, funk, música balcánica y folklore Pollera Pantalón. Está por encontrarse con el próximo comprador, en una de las 22 entrevistas con agentes de Formosa, Córdoba, Venezuela y Portugal que tiene pactadas. Su objetivo es contactar a productores que le permitan llevar su música a diferentes regiones del país y a otros escenarios de Latinoamérica.

Nahuel Carpi, de El Ensamble Chancho a Cuerda, participa por segunda vez de esta actividad en el MICA. Esta mañana conversó con Walter Bordon, representante de una productora que genera espectáculos teatrales y musicales, acerca de la posibilidad de llevar a la banda al Chaco y de cómo compartir escenario con otros artistas.

“Este encuentro está muy bien; pudimos reunirnos, investigar quiénes eran los compradores y, lo mejor, generar relaciones informales”, comentó el músico. “El MICA, como feria nacional de las industrias culturales, es clave en la concreción de intercambios. Es un espacio facilitador de vínculos culturales y comerciales”, finalizó Carpi.

Milagros e Iván vinieron al Mercado para presentar la música peruana porque los entusiasma la idea de trabajarla en conjunto con otras músicas latinoamericanas. “Me da mucha curiosidad ver que otras disciplinas de las industrias culturales pueden fusionarse con la música. El MICA es el escenario ideal para ello”, opinaron.

Junto con las rondas de negocios, el MICA organiza presentaciones en vivo de música y artes escénicas, que comenzaron el viernes 4.

Dos de los integrantes de la propuesta artística La Joven Guarrior encontraron “muy positiva” la experiencia. Este colectivo de artistas llegó al Mercado a mostrar una orquesta conformada por 15 músicos y actores. Al finalizar el encuentro, destacaron la buena predisposición a escuchar de compradores y vendedores.

Como es previsible, en el sector de videojuegos, donde habrá unas mil reuniones, los hombres abundan. Mauricio Navaja tiene experiencia en esto: es el tercer MICA en el que participa. Esta vez, viene en busca de movilidad comercial para tres proyectos que está realizando el estudio cordobés 3OGS.

“No hay otro encuentro como este para desarrolladores de videojuegos que tenga tan aceitadas las mesas de negocios y el encuentro con gente de otros países”, comentó Navaja, quien ya se vinculó con interesados de México, Chile, Brasil y España. “La posibilidad de mezclar diversas industrias culturales es muy enriquecedora”, concluyó.