Mercedes Morán participó de "Cuentos de Quna" en el Centro Cultural Kirchner

25 de septiembre de 2015

La iniciativa, pensada para los más pequeños, estuvo organizada por los Ministerios de Cultura y Salud de la Nación

La actriz Mercedes Morán leyó para decenas de chicos el cuento ruso “Pedro y el lobo”, incluido en el kit que distribuye el programa Qunita, desarrollado por el Estado Nacional para acompañar a las mamás durante el embarazo y luego del nacimiento de sus hijos, durante un encuentro realizado el jueves 24 de septiembre en el Centro Cultural Kirchner (CCK).

La actividad, organizada por los ministerios de Cultura y de Salud de la Nación, propuso, además, un espacio abierto y gratuito de juego y creatividad, conducido por el equipo de educadores del CCK, donde los chicos pudieron pintar e intervenir los cuentos entregados en blanco y negro.

La obra rusa “Pedro y el lobo”, de autor anónimo y versionada por Liliana Bodoc, es uno de los cinco relatos folclóricos del libro “Brujas, princesas y pícaros”, que distribuye Qunita con el objetivo de propiciar la lectura, la narración de historias y la circulación de la palabra en el hogar.

Antes de iniciar la lectura, Morán agradeció la invitación a sumarse a la actividad y reveló su amor por los cuentos infantiles. Dirigiéndose a los chicos, dijo: “Espero que esta maravillosa iniciativa les despierte las ganas de leer muchos cuentos, y que les pidan a sus papis que les lean, no solo a la noche, sino a cualquier hora del día”.

Presenciaron el encuentro el secretario de Políticas Socioculturales del Ministerio de Cultura de la Nación, Franco Vitali, y secretario de Salud Comunitaria de la cartera nacional de Salud, Nicolás Kreplak.

Al tomar la palabra, Kreplak destacó las políticas públicas implementadas por el Gobierno nacional en relación al cuidado de los niños y las madres, como la Asignación Universal por Hijo y la Asignación por Embarazo. Respecto del plan Qunita, sostuvo: “Viene a fortalecer un piso de equidad, al brindar una serie de elementos que garantizan que todos los chicos que nazcan en nuestro país tengan las mismas posibilidades de desarrollarse”.

El funcionario también agradeció al Ministerio de Cultura por llevar adelante la iniciativa, que parte de una percepción integral de la salud. “Los cuentos generan el encuentro familiar, la posibilidad de acercar y compartir algo que no solo es físico, sino simbólico. La cultura integra y, además, ayuda a potenciar el desarrollo neurocognitivo de los niños”.

Vitali, en tanto, destacó el papel fundamental que cumple Estado Nacional al brindarles a las nuevas generaciones la posibilidad de transformar ideas y sueños en realidades. “Nuestro principal objetivo es atacar las desigualdades que todavía quedan, y tenemos la tranquilidad de poder enfocar los esfuerzos y recursos en los que menos tienen”.

“Es maravilloso ver cómo las nuevas generaciones pueden crecer y desarrollarse en una Argentina distinta, llena de solidaridad y de amor, y con mucho futuro por delante”, concluyó el secretario.

El cierre musical de la tarde estuvo a cargo del dúo de voz y piano que integran Malvina Cabezón y Candelaria Quiñones, quienes interpretaron “Regalitos”, de Luna Monti y Juan Quintero, y algunos clásicos de María Elena Walsh, como “Canción para bañar la luna”.