Mario Luis llevó la cumbia santafesina a los carnavales en Barracas

17 de febrero de 2015

El cantante brindó un espectáculo para los vecinos de la Villa 21-24 el lunes 16 de febrero. Además, desfilaron distintas murgas.

La cumbia santafesina se hizo presente en los festejos de carnaval de la Casa Central de la Cultura Popular, en Barracas, con el show que ofreció el cantante Mario Luis ante una multitud de vecinos de la villa 21-24, el lunes 16 de febrero por la noche.

Las celebraciones en la villa más poblada de la ciudad de Buenos Aires comenzaron el 7 de febrero y, además de los feriados de carnaval, se extenderán hasta el 1° de marzo, los sábados y domingos desde las 17.

La pasarela por la que desfilan cada fin de semana murgas y comparsas, instalada sobre la avenida Iriarte, entre las calles Zavaleta y Magaldi, recibió desde temprano público de toda la ciudad y el conurbano bonaerense.

Mario Gómez, director de la Casa Central de la Cultura Popular, en cuyo frente se ubicó el escenario principal de las celebraciones, agradeció la colaboración de todos los vecinos del barrio durante estas jornadas de festejos. "La gente es imprescindible para que hoy estemos festejando de esta manera. Ellos son los que lo hacen posible", dijo.

La murga Los Compadritos de Barracas fue la primera en desfilar y en darle la bienvenida a todos los presentes. La alegría desbordaba a los bailarines y cantantes cuando subieron a escena: "Soñamos durante muchos años con la posibilidad de celebrar los carnavales en nuestro barrio. Y hoy somos el corso más grande de la ciudad", dijo uno de los integrantes del grupo.

Poco antes de las 22, Mario Luis Díaz y su conjunto Amistad o nada salieron a escena y recibieron una verdadera ovación de parte del público, que no paró de bailar y de cantar con los grandes éxitos de la cumbia santafesina.

El cantante tropical manifestó su alegría al subir al escenario, donde lo esperaba una multitud. "Yo vengo de un pueblo llamado San Genaro, de la provincia de Santa Fe, pero hace un tiempo largo que ya soy un vecino de todos ustedes", apuntó. El artista también contó cómo vive esta clase de festejos: "Cuando era chico, en mi pueblo vivíamos el carnaval de una manera muy especial. Eran siete u ocho días de mucho festejo. Cuando son eventos de esta magnitud, donde toda la familia puede participar, me trae muchos recuerdos de los carnavales que yo vivía en aquel entonces". Ya en la despedida, los fanáticos del cantante pidieron un tema más y entonces el ídolo les regaló el clásico "Loquito por ti".

Más tarde se presentó la colorida murga Los Buscadores de Sueños, oriunda de Tapiales, que ofreció canciones cargadas de compromiso social. Claudia, una de sus integrantes, señaló: "La murga es amistad, compañerismo. Para mí es una alegría enorme estar acá, presentándonos ante tanta gente junto a mis amigos".

Para el final de la noche se presentaron La Pasión que Faltaba, también de Barracas, y la murga Atacados por la Santa Risa, quienes viajaron desde Morón para traer alegría y canciones al corso de mayor convocatoria en toda la ciudad.