“Luz en la piel” se inauguró en la Casa Central de la Cultura Popular

15 de marzo de 2015

La muestra forma parte de las actividades del ciclo "Marzo, mujer y memoria".

Eventos relacionados

La muestra “Luz en la piel”, del taller de fotografía de Yo No Fui, realizado con mujeres en situación de cárcel, se inauguró el viernes 13 de marzo en la Casa Central de la Cultura Popular, ubicada en la Villa 21 24, como parte de la 4.ª edición del Ciclo “Marzo, Mujer y Memoria”, que cuenta con el apoyo del Ministerio de Cultura de la Nación.

De la actividad participaron Mario Gómez, el director de la Casa; Fabiana Almeida, coordinadora del programa de Derechos Humanos del Ministerio de Cultura de la Nación; y Claudia Quiroga, coordinadora de “Marzo, Mujer y Memoria”.

Almeida manifestó que el Ciclo trabaja temáticas vinculadas con la violencia, en todas sus expresiones, y subrayó la importancia de que, en la actualidad, exista “un Estado presente que apoye estas iniciativas que utilizan hechos culturales y artísticos como disparadores para incentivar a las mujeres y los hombres a hablar y a reconocerse con sus pares”.  

Quiroga, por su parte, destacó que “Marzo, Mujer y Memoria” es un instrumento para “crear un puente entre dos ejes primordiales: el Día Internacional de la Mujer y el Día Nacional de la Memoria, por la Verdad y la Justicia”. “Es un recordatorio de las fechas para seguir ampliando derechos y empoderar al pueblo. Nuestras herramientas son las artes, y el objetivo final es la transformación social”, sostuvo.

Las obras de “Luz en la piel” nacieron de los talleres artísticos que la Asociación Civil Yo No Fui lleva adelante hace años en el Complejo IV y en la Unidad 31 de Ezeiza, con el fin de desarrollar la expresión y la creatividad de la mujeres que allí se encuentran privadas de la libertad. La directora de la asociación, María Medrano, explicó que, a través de Yo No Fui, lograron construir “lazos y vínculos, y generar espacios vitales, lugares de encuentro, donde pensar en cómo modificar y transformar la realidad personal de las internas y la colectiva”.

Junto con la muestra, se proyectó el documental "Lunas cautivas. Historias de poetas presas", dirigido por Marcia Paradiso, que relata los días de tres mujeres, tres poetas, que participan de los talleres de Poesía y Fotografía en la cárcel de Ezeiza y así afrontan la dureza de la vida intramuros. Las historias se entrelazan en un hacer cotidiano de contrastes entre la vida carcelaria y la poética, hasta alcanzar la instancia final de la libertad.

La presentación del documental estuvo a cargo de Liliana Cabrera, ex integrante del taller que estuvo 8 años privada de su libertad y, en la actualidad, ya fuera de la cárcel, trabaja como docente del curso de poesía. “Llegué al taller en 2006, a un mes de haber quedado detenida, y me cambió completamente la perspectiva de futuro –relató–. La situación en el encierro era paupérrima, pero el taller me dio la posibilidad de hacer algo creativo, hacer algo útil conmigo, y encontré mi vocación. Cuando salí tuve la suerte de poder sumarme a la organización y mostrarles a las chicas que ellas también pueden salir”.