Los Museos Nacionales convocaron a 107.500 personas en la Noche de los Museos

16 de noviembre de 2014

La programación incluyó visitas guiadas especiales, talleres, espectáculos teatrales y de danza, juegos interactivos y recitales de rock.

Buenos Aires, 16 de noviembre de 2014.- Con una programación que incluyó visitas guiadas especiales, talleres, espectáculos teatrales y de danza, juegos interactivos y recitales de rock, 107.500 personas se hicieron presentes en los Museos Nacionales durante la edición 2014 de La noche de los museos.

Una multitud de jóvenes, parejas y familias eligieron visitar el Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur, donde pudieron recorrer todas sus salas y disfrutar de los shows al aire libre de Juana Molina y “La Bomba de Tiempo”. Entre el público, estuvo Marcelo Delgado, de 31 años, que optó por acercarse al Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex Esma), junto a su hija de 7 meses y su esposa. “Vinimos a recorrer todo el predio, para recordar y también para saber un poco más que lo que ya sabemos. El Museo Malvinas me encantó. Los videos que se proyectan son impactantes y el archivo de fotos y objetos también”, dijo.

En Recoleta, miles de personas eligieron al Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA) y al Palais de Glace, dos espacios emblemáticos del circuito cultural porteño. En el MNBA recorrieron las salas de la planta baja, donde se exponen El Greco y la pintura de lo imposible. 400 años después y La seducción fatal. Imaginarios eróticos del siglo XIX. Mientras afuera miles disfrutaban de los shows al aire libre de “Miss Bolivia”, “Tremor” y “Paloma del Cerro”.

Uno de los espacios más concurridos de la zona Sur de la ciudad fue el Museo Histórico Nacional del Cabildo y de la Revolución de Mayo. En el escenario montado en el patio tocó la “Asombrosa Banda de Zamba”. Cuando sonaba “Salve, Argentina” y los niños bailaban, otros visitantes circulaban por las salas históricas y subían a la galería exterior para obtener desde allí una fotografía de la Plaza de Mayo y la Casa Rosada. “Es un honor que este sitio, que es clave en la historia de Buenos Aires y del país, resulte tan convocante”, expresó su director, Gabriel Di Meglio.
Desde el inicio de la noche, en el Museo Histórico Nacional, otro de los museos emblemáticos del circuito Sur, los visitantes recorrieron las salas, disfrutaron de la música en vivo tanto en el patio como en el interior, y tuvieron el privilegio de charlar, hasta la madrugada, con el San Martín Interactivo.

En el Museo Nacional de la Historia del Traje la música de la banda “Lo quiero jazz” acompañó la demostración de serigrafía a cargo de Claudio Macchiavello, el coordinador académico de la fundación que posee el museo. “La gente participó muy entusiasmada, realizamos impresiones en papel y tela, y en poco rato el público se llevó más de 200 ejemplares”, destacó el profesor. El mismo patio también fue escenario de un taller de arte infantil y otro de encaje a bolillo. Sobre la medianoche, en la puerta de la calle Chile, seguía habiendo cola para ingresar.

Participaron de esta edición: el Museo Histórico Nacional, el Museo Mitre, el Museo Histórico Nacional del Cabildo y de la Revolución de Mayo, el Complejo Histórico Cultural Manzana de las Luces, el Museo Nacional de la Historia del Traje, el Instituto Nacional de Estudios de Teatro, la Casa Nacional del Bicentenario, el Museo Casa de Ricardo Rojas, el Museo Evita, el Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur, el Museo Casa de Yrurtia, el Museo Histórico Sarmiento, el Museo Nacional de Bellas Artes, el Museo del Libro y de la Lengua, el Museo Roca, el Palais de Glace, la Casa de la Cultura del Fondo Nacional de las Artes y el Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Manuel Dorrego.