Los chicos coparon La Ballena Azul

23 de julio de 2015

"La asombrosa sinfónica de Zamba" se estrenó en el Centro Cultural Kirchner. La obra se repite el 25 y 31 de julio, y el 1 y 2 de agosto

La alegría y la emoción del público marcaron este jueves 23 de julio la esperada primera función de “La asombrosa sinfónica de Zamba”, uno de los espectáculos programados por el Centro Cultural Kirchner durante las vacaciones de invierno en el Primer Festival de Arte para Niños “La Ballena Azul”.

La sala principal del Centro Cultural Kirchner, con capacidad para 1750 personas, se llenó de niños que cantaron, bailaron y disfrutaron del concierto protagonizado por el popular personaje de la serie del canal Pakapaka.

Más de 100 chicos y chicas de entre 10 y 16 años, pertenecientes a la Orquesta Infantil del Bicentenario y al Coro Infantil del Bicentenario, fueron los grandes protagonistas del espectáculo, bajo la batuta del director Leo Sujatovich y acompañados por los integrantes de la Asombrosa banda de Zamba.

Al ritmo del rock, el ska, la chacarera, la tarantela y la cumbia, las canciones más populares del personaje de Pakapaka sonaron esta vez con arreglos orquestales y tuvieron una gran aceptación de los asistentes al auditorio La Ballena Azul.

La puesta –una producción del canal Pakapaka, junto al Ministerio de Cultura de la Nación– reúne a chicos de La Matanza, Moreno, Luján, Vicente López, San Martín, Esteban Echeverría, Florencio Varela, Quilmes, Avellaneda y Santiago del Estero, provenientes de diferentes orquestas y coros del programa de formación que lleva adelante en todo el país el Ministerio de Educación de la Nación.

Las letras de las canciones acompañaron a Zamba, que en las pantallas viajó por el tiempo y el espacio: desde Buenos Aires durante las Invasiones Inglesas, hasta Guayaquil y el encuentro de San Martín y Bolívar; desde la creación de la Bandera hasta el Cruce de los Andes.

“La sensación de tocar en esta increíble sala, de poder trabajar con estos chicos que tienen sobre todo ganas de aprender, de tocar y de divertirse; y de ver al público tan activo y participativo fue hermosa”, reflexionó Sujatovich.

Sobre el final, chicos y grandes aplaudieron de pie mientras los personajes animados y los músicos brindaban el último mensaje: “Compartimos un sueño, una América libre y en paz”.

Una vez finalizado el espectáculo, Cuyen y Ludmila, de 12 y 13 años, violonchelistas de la orquesta, contaron: “gracias a la música nos hicimos amigas”. Ángel, de 8 años, no pudo contener las lágrimas después de confesar que para él había sido el mejor día de su vida, mientras Facundo, un año mayor, lo abrazaba y sintetizaba: “cantar nos da ánimo y felicidad”.

“La asombrosa sinfónica de Zamba” se repetirá en La Ballena Azul el sábado 25 y el viernes 31 de julio, y el 1 y 2 de agosto a las 14. Las entradas podrán reservarse a través de la página web www.culturalkirchner.gob.ar.