La noche argentina en el Festival de Cine de Costa Rica

15 de octubre de 2013

Hubo un concierto en homenaje al cine argentino con la Orquesta Nacional Juvenil de Costa Rica y solistas, dirigida por Castiñeira de Dios.

El 14 de octubre, como cierre de la tercera jornada del Costa Rica Festival Internacional de Cine Paz con la Tierra 2013 se desarrolló “La noche argentina”, en la que se brindó un concierto en homenaje al cine argentino con la participación de la Orquesta Nacional Juvenil de Costa Rica y solistas invitados, bajo la dirección de José Luis Castiñeira de Dios.

Durante el concierto, se ejecutaron piezas de las películas argentinas "Debajo del mundo", de Beda do Campo Feijoo; "Cipayos", de Jorge Coscia; “El rigor del destino", de Gerardo Vallejo; y "La noche de los lapices", de Hector Olivera; y se homenajeó al gran compositor argentino Astor Piazzolla.

Argentina es el invitado de honor de esta edición del festival, que se desarrollará hasta el 19 de octubre en la Ciudad de San José.

La participación argentina está organizada por la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación, a través de la dirección nacional de Política Cultural y Cooperación Internacional. La delegación que participa del festival está encabezada por el secretario de Cultura de la Presidencia de la Nación, Jorge Coscia. También son parte de la comitiva argentina, la directora nacional de Política Cultural y Cooperación Internacional, Mónica Guariglio; el director nacional de Artes, José Luis Castiñeira de Dios y cineastas argentinos.

La película argentina “Tesis de un homicidio”, dirigida por Hernán Golfrid abrió el festival. Por su parte, “Infancia clandestina”, “La gente del río” y “Wakolda” están en competición; mientras que se realiza una retrospectiva con las películas “La noche de los lápices”, “La historia oficial”, “Bombón el perro”, “Kamchatka”, “Nueve reinas” y “Paisajes Devorados".

El festival es organizado por el Ministerio de Cultura y Juventud de Costa Rica, junto con el Centro de Cine de ese país y busca impulsar las obras audiovisuales, cinematográficas y de video que propongan historias de respeto y solidaridad, y que promuevan la convivencia pacífica entre los seres humanos, con las distintas formas de vida y con el planeta.