La "Misa criolla", en el Vaticano

11 de diciembre de 2014

La obra compuesta por Ariel Ramírez hace 50 años, será interpretada el viernes 12 en la Basílica de San Pedro.

La "Misa criolla", compuesta por Ariel Ramírez hace 50 años, será interpretada el viernes 12 de diciembre en la Basílica de San Pedro, en el Vaticano, como parte de la celebración en honor a Nuestra Señora de Guadalupe, Patrona de América Latina.

El encuentro, organizado por el Ministerio de Cultura de la Nación, será presidido por el papa Francisco y contará con la presencia de la titular de la cartera, Teresa Parodi.

La composición histórica será realizada por músicos argentinos, bajo la dirección de Facundo Ramírez, hijo del autor, y también por la cantante Patricia Sosa y el coro romano Musica Nuova.

Esta actividad cultural surgió de un pedido que el papa Francisco formuló a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien encomendó la tarea al Ministerio de Cultura de la Nación y a la Cancillería argentina.

"Los argentinos nos sentimos muy identificados con la 'Misa criolla', con su sonido, su color y esa fuerza telúrica que tiene la obra", explicó Parodi en una conferencia de prensa realizada el martes en la Radio Vaticana.

Durante la conferencia la ministra estuvo acompañada por el secretario encargado de la vicepresidencia del Pontificio Consejo para América Latina, Guzmán Carriquiry; el secretario de Cultos de la Argentina, Guillermo Olivieri; el embajador argentino ante la Santa Sede, Eduardo Valdés; Sosa y Ramírez.

"Esta celebración es muy significativa para todos porque será presidida en San Pedro por el primer papa latinoamericano luego de 2000 años de existencia de la Iglesia Católica", destacó Carriquiry, y precisó que 750 sacerdotes y 5 cardenales concelebrarán junto al Santo Padre este viernes.

El encuentro comenzará con un desfile de banderas latinoamericanas y continuará con una oración de adviento y dos villancicos. Luego habrá una procesión de apertura y se dará inicio a la misa.

"Ser convocada para esta obra me emociona profundamente", contó Sosa, al tiempo que narró la entrañable relación que la unía a Ariel Ramírez, con quien grabó dos discos de estudio.

El hijo del compositor de la "Misa criolla" comentó: "Estoy aquí honrando la memoria de mi padre; pero también como músico argentino, honrando la inspiración de uno de los músicos más grandes que ha tenido mi país".

"También estoy aquí como ciudadano, empezando a ver que aquel sueño de grandes hombres y mujeres de nuestra tierra, el de la Patria Grande, empieza a ser una realidad", concluyó Ramírez.

La "Misa criolla", de cuya creación se cumplieron cinco décadas en 2014, tiene en su esencia un carácter religioso cristiano, aunque con los años adquirió un sentido que transciende su forma de misa cantada.

Se trata de una pieza musical para solistas, coro y orquesta, de naturaleza religiosa y folklórica, dedicada a dos monjas alemanas, Elisabeth y Regina Brückner, quienes ayudaron con alimentos a los prisioneros de un campo de concentración durante el nazismo.

La obra fue compuesta y grabada en 1964 y lanzada como álbum un año después, con el grupo folklórico Los Fronterizos, la Cantoría de la Basílica del Socorro y una orquesta integrada por instrumentos regionales, bajo la dirección de Ariel Ramírez.