La Ley Federal de las Culturas, una propuesta “de abajo hacia arriba”

26 de noviembre de 2014

Actores, referentes de la cultura y funcionarios expresaron su apoyo a la propuesta y destacaron su carácter colectivo y participativo.

La Ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi, presentó, junto al Frente de Artistas y Trabajadores de las Culturas y el Consejo Federal de Cultura, la propuesta de elaboración participativa de la Ley Federal de las Culturas. El lanzamiento se realizó en el Teatro Nacional Cervantes, un lugar emblemático del desarrollo cultural de principios del siglo XX. Participaron secretarios de cultura de las provincias, legisladores provinciales y nacionales, y varios referentes de la cultura.

“Los 21 puntos que conforman el proyecto para la ley serán debatidos en los foros organizados en todo el país. Todos ellos responden a una línea de gestión, generada desde el Gobierno Nacional, que tiene como eje central a la cultura con un sentido nacional, federal, democrático y participativo”, sostuvo Parodi.

El diputado nacional Juan Carlos Junio, director del Centro Cultural de la Cooperación, expresó: “Con la creación del Ministerio y el nombramiento de Teresa, una gran artista de la cultura popular, se han creado las condiciones y la voluntad política para que en la Argentina podamos tener esta Ley que sin lugar a dudas refleja las grandes transformaciones que se produjeron a nivel político y cultural en la última década”.

La iniciativa busca contener toda la actividad cultural argentina, y con ese objetivo recorrerá el país en busca de propuestas e ideas que surjan de los diferentes circuitos culturales provinciales y regionales. Gustavo López, Subsecretario General de Presidencia, subrayó que es muy importante que el contenido de la ley “se genere de abajo hacia arriba”, como ocurrió con la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. “Me parece que la mejor forma de construcción es la transversal que arranca desde abajo, la toma el Estado, y la lleva adelante desde el respeto por la diversidad cultural y las identidades locales”.

En este marco es de destacar la participación en su elaboración de quienes hacen posible, desde la sociedad civil, la existencia y el desarrollo de las distintas disciplinas y expresiones artísticas y culturales: artistas, técnicos-profesionales, y gestores culturales, de todo el territorio nacional.

La titular de la Asociación Argentina de Actores, Alejandra Darín, rescató la posibilidad de “construir, reunirse, escuchar al otro, y de ahí sacar ideas para hacer algo para todos”. “Creo que hay que debatir más. A veces se nos hace un poco difícil porque somos un pueblo muy joven que ha pasado épocas oscuras donde lo normal era estar callado. Hoy estamos en un momento donde lo fundamental es escucharnos y tomar conciencia de lo importante que es mantener el diálogo”, concluyó.

Por su parte el actor Osvaldo Santoro, concejal en Tres de Febrero, manifestó que de concretarse la Ley “sería uno de los pasos más importantes de los últimos tiempos”. Desde su lugar de referente de la cultura y Secretario de la Fundación SAGAI -Asociación Argentina de Actores y Argentores- resaltó que “para los artistas todo lo que significa un futuro trabajo y la posibilidad de generar nuevos proyectos, y abrir puertas siempre es positivo”.

Otro de los presentes fue Diego Boris, el flamante Presidente del Instituto Nacional de la Música, quien comparó la propuesta con la Ley Nacional de la Música ya que ambas surgieron de la participación activa de la sociedad civil. “Estas leyes reflejan el espíritu de un tiempo donde los que se dedican a los lenguajes artísticos o culturales, que antes no tenían una gran promoción social, hoy son verdaderos protagonistas de las políticas públicas en todo el país”.

Asimismo el dirigente Luis Delia expresó: “La batalla cultural es la madre de todas las batallas, incluso es más importante que la batalla electoral. Hay que poner todos los esfuerzos necesarios y pelearla porque no es cualquier propuesta. Viene de la sociedad civil y esa cualidad la hace trascendente en el tiempo”.