La integración regional, eje del debate

16 de septiembre de 2011

Representantes de la región hablaron sobre los retos actuales y futuros de la integración.

Representantes de la región hablaron sobre los retos actuales y futuros de la integración. Fue en la mesa que reunió a Rafael Follonier (Argentina), Pedro Páez Pérez (Ecuador), Valter Ventura da Rocha Pomar (Brasil) e Ismael González (Cuba) durante el IV Congreso Iberoamericano de Cultura.

La mesa que los convocó llevó por título “Los retos actuales y futuros de la integración”, y reunió al periodista argentino Rafael Follonier, al economista ecuatoriano Pedro Páez Pérez, al historiador brasileño Valter Ventura da Rocha Pomar y al filósofo cubano Ismael González. La moderación estuvo a cargo del periodista Eduardo Anguita, quien destacó que “este tipo de encuentro es posible gracias a un ‘pingüino’ que, en 2005, le dijo a Bush ‘no al Alca’”.

Páez Pérez inició el debate citando a Bolívar: “Intentó hacer algo que no se podía hacer; sus creencias de toda la vida se toparon con la realidad latinoamericana”. “Vine a discutir elementos centrales para el proceso de la integración y la refundación del espíritu latinoamericano”, subrayó. Asimismo, remarcó la dependencia que han tenido los países de la región en estos doscientos años y destacó que “hace cien años se inauguró una perspectiva distinta, un proceso nuevo”.

También habló sobre una nueva arquitectura financiera, con la cual se podrá impulsar una banca de desarrollo de nuevo tipo, un sistema de compensación de pagos, una red de banca central, la conformación del Banco del Sur, entre otras acciones. “Ojalá podamos contar con la ratificación de la totalidad de los países latinoamericanos, como lo hizo Argentina desde un primer momento, para la puesta en marcha del Banco del Sur, para, así, comenzar a financiar a nuestros propios pueblos”, enfatizó.

Por su parte, el brasileño Valter Ventura da Rocha Pomar se remontó a los años setenta y recordó “la gran crisis de esa época”. “En tanto, los ochenta y noventa fueron décadas de derrota para los trabajadores, época en la creció la desigualdad y se produjo una crisis ideológica”, señaló.

“Nunca el capitalismo fue tan hegemónico; por eso, vivimos hoy una crisis del neoliberalismo, con una crisis económica que no es normal, sino de acumulación”, continuó el brasileño y añadió que “el proceso de integración latinoamericana se da en un difícil escenario mundial”. “Tenemos la ventana abierta, pero no va a estar abierta todo el tiempo; tenemos posibilidades inmensas, pero también enemigos poderosos”, concluyó.

El psicólogo y filósofo cubano Ismael González calificó a la integración como “una necesidad inaplazable para los países de América Latina y el Caribe”. “La región, que está conformada por países que han sido colonias de naciones poderosas, se constituye como un escenario interesante”. En ese sentido, enumeró algunas ideas integradoras en el orden político, cultural, social y económico, destacando una premisa fundamental: “el compromiso político, sin el cual sería irrealizable la integración”. Además, subrayó el papel fundamental que cumplen el ALBA y la UNASUR, que permitió que “por primera vez en la historia, que América Latina, emerja como región presta a asumir su papel ante el mundo, sin esperar que otros decidan por ella”.

El cubano recordó que “la ciudad elegida para la realización de este Congreso, Mar del Plata, es muy importante para todos, porque, hace cinco años, los presidentes latinoamericanos le dieron sepultura al ALCA”.

Sobre el factor cultural dijo que “históricamente pocas regiones presentan tantos vínculos culturales como América Latina”. A su vez, mencionó la “necesidad de que cultura y comunicación sea alineen para lograr la integración que queremos”.

Finalmente, el periodista, Rafael Follonier se refirió al “momento excepcional que estamos viviendo, después de una lucha que comenzaron los subversivos originarios hace quinientos años”. “Ellos fueron el comienzo de una larga marcha, para ellos los, honores; después vino la lucha exitosa de los negros de Haití, que consiguieron el primer territorio libre de esta América Latina; y luego, nuestros abuelos y abuelas, como Juana Azurduy, San Martín, Castelli y Moreno, entre otros, que lograron la independencia y la libertad, pero no lograron la integración”, resumió el argentino.

“Nuestro primer secretario general de la UNASUR, Néstor Kirchner, decía que para países como nosotros no hay otro camino que la integración y eso es lo que tratamos de hacer desde este organismo”, señaló el periodista.

“Este es el único territorio en el mundo en paz y con paz, esta es nuestra Suramérica, donde nuestros jefes de estado han comprendido que es posible nuestra anhelada integración”, finalizó Follonier.