La edición independiente: pasado, presente y futuro

14 de abril de 2013

Representantes de casas editoras independientes se reunieron en el MICA.

La mesa “Los desafíos de la edición independiente” se llevó a cabo el sábado 13 de abril, durante la tercera jornada del Mercado de Industrias Culturales Argentinas 2013 (MICA), organizado por la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación en el predio de Tecnópolis, con entrada libre y gratuita.

Reconocidas figuras del campo editorial, como Daniel Divinsky, de Ediciones de la Flor; Javier Riera, de Biblos; Jorge Gurbanov, de Peña Lillo-Continente; y Aurelio Narvaja, de Colihue, participaron del debate. Moderada por Ezequiel Leder Kremer, director de Librería Hernández, la mesa discurrió alrededor de la trayectoria, los desafíos y las nuevas perspectivas que el sector independiente enfrenta en la actualidad.

“¿Por qué ha estado siempre tan vigente en nuestro país la problemática del editor independiente? Porque, precisamente, la Argentina es un país de grandes editores independientes, con mucha tradición editorial”: así inició la charla Leder Kremer.

Daniel Divinsky tomó la palabra para referirse al vínculo entre Estado y sector editorial: “la intervención del Estado era la que parecía haberse convertido en mala palabra, cuando la palabra buena era mercado”. ”Hay que pensar qué espacios de las políticas públicas y privadas son necesarios conquistar para garantizar lo más importante: una población de ciudadanos lectores. Una población posible que no se relaciona con el poder del capital, sino, esencialmente, con la educación y la diversidad”, concluyó el editor de Ediciones de la Flor.

En esta misma línea, Aurelio Narvaja habló de “los privilegios de vivir en un país con una enorme tradición editorial, que pese al proceso de desnacionalización, pudo resistir y mejorar la calidad y cantidad de su industria nacional editorial”. Para el representante de Colihue, esta auspiciosa situación se relaciona con haber podido recuperar la Cámara Argentina del Libro (CAL). Además, analizó las diferentes formas de resistencia del sector independiente: el crecimiento de la CAL, y las asociaciones entre libreros y editores son, en su opinión, las estrategias clave.

Entre las definiciones sobre qué es ser un editor independiente, Javier Riera sentenció: “se trata, fundamentalmente, de un editor que no está subordinado de modo inmediato a un poder económico exterior a la editorial”.

Para finalizar, el editor de Continente, Jorge Gurbanov, llamó a la necesaria “militancia editorial”, y apostó por una circulación de ideas de “sur a sur” para la táctica de comercialización. “En este momento, en América Latina, se están dando las condiciones para este tipo de circulación; es un laboratorio de procesos sociales único en el mundo, y debe ser enriquecido por la producción intelectual de aquellos que pueden elaborar y socializar esas ideas. La función del editor es contribuir en ese proceso”, concluyó.

Sobre el MICA
Organizado por la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación, el Mercado de Industrias Culturales Argentinas es el primer espacio del país que concentra, en un mismo lugar, las diferentes actividades de las industrias culturales (artes escénicas, audiovisual, diseño, editorial, música y videojuegos), con el objeto de generar negocios, intercambiar información y presentar su producción a los principales referentes de todo el mundo, para fortalecer el mercado interno y posicionar el sector.

Transporte gratuito
Durante los días de realización del Mercado de Industrias Culturales Argentinas, entre las 11 y las 19, cada media hora, habrá micros gratuitos para trasladarse al predio de Tecnópolis. La parada es en Plaza Italia, por Av. Sarmiento, frente a La Rural.