"La cuna vacía", de Omar Pacheco, se estrenó en Mendoza

07 de junio de 2015

El espectáculo trata sobre la apropiación y desaparición de bebés durante la última dictadura militar.

La obra "La cuna vacía", de Omar Pacheco, fue presentada el 5 y 6 de junio a sala llena en el Espacio Cultural Julio Le Parc, en una producción mancomunada entre los ministerios de Cultura de la Nación y de Mendoza.

La presentación se realizó en el marco de la visita a la ciudad de Mendoza, durante los días previos, de la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, junto a la ministra de Cultura, Teresa Parodi.

El sábado 6 de junio participaron de la actividad la diputada provincial Marina Femenia; la Madre de Plaza de Mayo María Domínguez; la referente de Hijos Mendoza, Lorena Membrives; los referentes de la Asociación Ex-presos y Ex-presas políticos, Fernando Rule y Vilma Rúpolo; el referente de la Asociación Familiares de detenidos desaparecidos, Nino Bonoldi; el responsable del Espacio Le Parc, Maximiliano Uceda; y Mariano Morales del Ministerio de Cultura Mendoza.

La obra, estrenada el 24 de Marzo del 2006 por el 30 aniversario del golpe de estado de 1976, trata sobre la ausencia y, en ese sentido, parte de temáticas como la apropiación de niños nacidos en cautiverios, la lucha por la identidad y la recuperación de los lazos sociales, para visibilizar los mecanismos de poder puestos en juego en la apropiación y desaparición de bebés durante la última dictadura militar.

El proyecto de Omar Pacheco, creador del movimiento cultural nuevo teatro, junto con el Ministerio de Cultura de la Nación, se basa en la conformación de grupos en el interior del país a partir de una formación opuesta a la del teatro tradicional, enfatizando los procesos de formación, producción e investigación ininterrumpida. Desde 2013, dicta seminarios en Mendoza para difundir esta propuesta metodológica, técnica y estética.

“Los actores estaban sumamente conmovidos, porque en general cuando se trata de proyectos altruistas o a largo plazo, les parece que nunca se va a llegar a destino, y cuando vieron la reacción del público, lo que ellos vivieron durante estos tres años y el apoyo del Estado, se encontraron con un destino más que feliz”, expresó Pacheco.

El creador completó que “es muy importante que las provincias tengan proyectos culturales serios, distintos, que se planteen también como una forma de trabajo y militancia, y que no se quede en lo efímero de ir, hacer una obra y volverse. Acá dejamos algo muy trascendente que va a seguir”.

De este modo, "La cuna vacía" brindó la posibilidad a diversos artistas mendocinos de formarse y su estreno se convierte en un punto bisagra, materializando los tres años de trabajo ininterrumpido en dicha provincia, sumado a la lucha por la recuperación de los Derechos Humanos expresados a través del arte con apoyo de los ministerios de Cultura.

Uceda, responsable del Espacio Le Parc, subrayó el estreno como parte “de las políticas públicas que se vienen llevando adelante desde hace 12 años en relación a la restitución de derechos, en tanto justicia, verdad y memoria. Desde lo simbólico significa la restitución de la militancia de lo cultural y lo artístico, y el trabajo regional, federal y descentralizado. A través de la articulación ininterrumpida durante tres años, entre el Ministerio de Cultura de la Nación y el Ministerio de cultura provincial, se pudo concretizar el proyecto y generar un elenco fijo, un grupo de trabajo, en una clara muestra del sentido federal de apertura que sostiene la lógica del encuentro con el otro, como dice la Presidenta”.

Emiliano Gareca, subsecretario de Promoción de Derechos Culturales y Participación Popular, completó: “En nombre del Ministerio de Cultura y de la ministra Teresa Parodi, nos sentimos muy honrados de formar parte de este proyecto artístico que contempla la importancia de recordar y reflexionar acerca de los crímenes de la última dictadura militar como una obligación moral y política en el marco de la lucha inclaudicable e irreversible por los Derechos Humanos. Como la presidenta Cristina Fernández de Kirchner siempre lo destaca y lo sostiene en su gestión, nuestro proyecto se basa en una mirada del arte y la cultura como herramientas de liberación e inclusión social”.