La Argentina, en la XXII Feria Internacional del Libro de La Habana

14 de febrero de 2013

Con destacadas actividades culturales, el país participará del encuentro, que se lleva a cabo del 14 al 24 de febrero, en la capital cubana.

Con destacadas actividades culturales, la República Argentina será una de las importantes visitas que tendrá la XXII Feria Internacional del Libro de la Habana, que se lleva a cabo del 14 al 24 de febrero, en la capital cubana.

En este marco, el secretario de Cultura de la Presidencia de la Nación, Jorge Coscia, participará de varias actividades oficiales. El jueves 14 de febrero a las 17, asistirá a la apertura del encuentro; el sábado 16 a las 10, presentará el libro acerca del Libertador San Martín escrito por el historiador cubano Pedro Pablo Rodríguez, en la Fortaleza San Carlos de la Cabaña; y el mismo día, a las 20.30, participará de la gala cultural dedicada a Angola, país al que se dedica este año la Feria del Libro, en el mítico Teatro Mella. Por otro lado, el domingo 17 a las 15, Coscia presenciará la obra de teatro "Y sin embargo", de la aclamada compañía de teatro infantil cubana La Colmenita.

Además, el domingo 17 a las 13, Coscia presentará su libro "Che Cuba y otros versos pintados", con ilustraciones del artista plástico Ariel Mlynarzewicz, en la Sala Nicolás Guillén de la fortaleza San Carlos de la Cabaña, sede principal de la Feria. Anteriormente, el sábado 16 de febrero a las 17, tendrá lugar la apertura de la muestra pictórica de Mlynarzewicz, organizada por el organismo de cultura argentino, en la Galería del Cine 23 y 12, en el barrio del Vedado de la capital cubana. La exposición incluye las 18 obras que ilustran el libro de poemas "Che Cuba…"

Acerca de la muestra de ilustraciones, Coscia afirmó: "Hace unos veinte años, comencé a filmar 'Puerto Cultura', una serie de documentales para televisión que pretendía ofrecer un panorama del arte argentino y en el cual entrevistaba a sus protagonistas. Así conocí –y retraté– a Ariel Mlynarzewicz en 1996, cuando celebró sus 15 años de grabador en una exposición en el Museo de Arte Moderno. Después vi sus pinturas y me impresionó su fuerza expresiva, el color audaz, irrespetuoso, la libertad con que trasgredía los cánones y gustos de la época".

"Esas idas y vueltas de fotogramas y pinturas fueron anudando una relación amistosa fortalecida por un enriquecedor intercambio en el plano artístico. Por eso, cuando estaba escribiendo los poemas de 'Che Cuba…', el libro que presentaré en la Feria del Libro de La Habana, le pedí que los leyera con la esperanza de que le sugiriesen algunas imágenes. No se trataba de editar un libro con poemas 'ilustrados', sino de ensayar una obra conjunta que ofreciera dos visiones independientes sobre algunos temas eternos del arte y sobre cuestiones ineludibles de nuestro tiempo. Así nació esta exposición. Y basta recorrer las obras para llegar a la inevitable conclusión de que la experiencia valió la pena", concluyó el secretario de Cultura de la Presidencia de la Nación.