Julieta Díaz y María Fiorentino, nuevas madrinas de Puntos de Cultura

06 de febrero de 2014

Gracias al programa, la Casa Latinoamericana de Ituizaingó desarrolla el proyecto “Folklore,Identidad nacional y Participacion Comunitaria".

La actriz de cine y televisión Julieta Díaz visitó el jueves 6 de febrero el Punto de Cultura Casa Latinoamericana de Ituizaingó, provincia de Buenos Aires, para comenzar su vínculo como madrina de la organización.

La protagonista de las exitosas tiras televisivas Campeones, Valientes, Locas de amor, entre otras, y de las películas Derecho de familia, La señal y Corazón de León, conoció la sede de este colectivo que, con el apoyo de programa Puntos de Cultura, desarrolla el proyecto “Folklore, Identidad nacional y Participacion Comunitaria".

Esta iniciativa impulsa la formación de un ballet folklórico barrial y un taller de bombo legüero. "Buscamos encontrarnos desde la cultura, desde la creatividad, la alegría y la revalorización de nuestra historia como argentinos y latinoamericanos", contaron sus integrantes durante el encuentro.

Luego de la visita, Julieta Díaz expresó: “rescato de Casa Latinoamericana el trabajo cultural que hacen en el barrio, sobre todo, pensando en la inclusión y la integración de todos los vecinos, sin importar ideología política, clase social o lugar donde viven. También la pasión y el compromiso que, ponen en cada una de las actividades que realizan, como peñas, festivales y espacios de capacitación, y la capacidad de acercar a la comunidad las presentaciones de distintos músicos reconocidos del país”.

Asimismo, María Fiorentino, actriz de los recordados programas Gasoleros, El sodero de mi vida y Montecristo, de las películas Lugares Comunes, El misterio de la felicidad y de las obras de teatro Así es la vida y Monólogos de la vagina, concurrirá el próximo sábado 8 a la Asociación Civil La Fragua, de la localidad de Villa Elisa, provincia de Entre Ríos.

Este centro cultural comunitario construyó el Salón de Usos Múltiples "El Juan" con la ayuda económica de Puntos de Cultura. Para sus integrantes, ser parte de la Red que el programa conforma es muy importante ya que fortaleció e intensificó el desarrollo de las actividades artísticas y pedagógicas que venían llevando a cabo. Este espacio también es utilizado para vehiculizar la producción cultural de la región.

Por último, el periodista, escritor y locutor Tom Lupo estará presente el 12 de febrero en la Asociación Civil Biblioteca Popular "Creando Horizontes Educativos” de Villa Pueyrredón, Ciudad de Buenos Aires, para comenzar su vínculo con este Punto de Cultura.

De esta manera, María Fiorentino, Julieta Díaz y Tom Lupo se suman a Ester Goris, Antonella Costa, Edda Bustamante, Nacho Gadano, Anabel Cherubito, Ignacio Copani, Jaime Torres, Teresa Parodi, La Bersuit, Kapanga, Coco Blaustein, Hernán Brienza, Jorge Dorio, Alejandro Apo, Alfredo Zaiat, Raúl "Rulo" de la Torre, Darío Sztrajenbajer y Federico Bernal, algunos de los artistas que forman parte de esta iniciativa.

La iniciativa de padrinazgos y madrinazgos del Programa Puntos de Cultura tiene como objetivo que cada una de esas organizaciones sea acompañada por una personalidad de la cultura que esté relacionada con alguna de las actividades artísticas que éstas impulsan o el lugar dónde se establecen. De esta manera, los artistas participan activamente en los proyectos, con visitas frecuentes a las sedes de los Puntos asignados, dictado de capacitaciones y su intervención en acciones determinadas y en reuniones, para escuchar sus inquietudes y relevar sus necesidades.

El Programa Puntos de Cultura tiene como objetivo fortalecer el trabajo de las organizaciones sociales y las comunidades indígenas que, a través del arte y la cultura, promueven la inclusión social, la identidad local, la participación ciudadana y el desarrollo regional. Las organizaciones seleccionadas para formar parte del Programa reciben apoyo económico, capacitaciones y equipamiento multimedia para registrar sus acciones y producir materiales de comunicación. Además, forman parte de una red nacional de intercambio, cooperación y sociabilización, que hoy cuenta con 250 organizaciones sociales y comunidades indígenas registradas en todo el país.