Jaime Torres, padrino de Puntos de Cultura

04 de octubre de 2014

El charanguista tucumano acompañará el trabajo de una organización de Avellaneda.

El músico folklórico tucumano Jaime Torres visitó el martes 30 de septiembre la Asociación Cultural La Guitarra de Avellaneda, provincia de Buenos Aires, para comenzar su vínculo como padrino de la organización, que integra el programa Puntos de Cultura, implementado por el Ministerio de Cultura de la Nación.

"Me emociona que en este espacio aprendan el arte de la lutería chicos y jóvenes. Mi padre era carpintero y yo también crecí en un entorno de maderas", expresó Torres. "Los instrumentos musicales generan felicidad, tanto para el intérprete como entre quienes los escuchan", agregó el charanguista, hijo de madre chilena y padre boliviano.

El artista conoció la sede de este colectivo que, con el apoyo de programa Puntos de Cultura, lleva adelante el proyecto "La guitarra, instrumento de arte e integración", que impulsa el desarrollo de un taller de construcción de guitarras, criollas y eléctricas, cajones y de interpretación básica.

De esta manera, Torres se suma a Andrea Bonelli, Juan Carlos Copes, Guillermo Fernández, María Fiorentino, Julieta Díaz, Tom Lupo, Ester Goris, Antonella Costa, Edda Bustamante, Nacho Gadano, Anabel Cherubito, Ignacio Copani, La Bersuit, Kapanga, Coco Blaustein, Hernán Brienza, Jorge Dorio, Alejandro Apo, Alfredo Zaiat, Raúl "Rulo" de la Torre, Darío Sztrajenbajer y Federico Bernal, referentes del ámbito cultural que forman parte de esta iniciativa.

Los padrinazgos y madrinazgos de Puntos de Cultura tienen por objetivo que cada organización del programa esté acompañada por una personalidad de la cultura vinculada con las actividades que allí se realizan o con el lugar donde la institución funciona. De esta manera, los artistas participan en los proyectos, visitan las sedes de los Puntos asignados, dictan capacitaciones e intervienen en acciones y reuniones para escuchar las inquietudes y relevar las necesidades.

El programa Puntos de Cultura fortalece el trabajo de las organizaciones sociales y las comunidades indígenas que, a través del arte y la cultura, promueven la inclusión social, la identidad local, la participación ciudadana y el desarrollo regional. Las organizaciones seleccionadas para formar parte del programa reciben apoyo económico, capacitaciones y equipamiento multimedia para registrar sus acciones y producir materiales de comunicación. Además, forman parte de una red nacional de intercambio, cooperación y sociabilización, que cuenta hoy con 250 organizaciones sociales y comunidades indígenas registradas en todo el país.