Instantáneas del patrimonio vivo, en el Espacio Caloi

12 de agosto de 2015

La exposición de relatos fotográficos puede visitarse hasta el 21 de agosto

La muestra que reúne los dos relatos fotográficos ganadores del concurso "Promoción del Patrimonio Vivo", organizado por el Ministerio de Cultura de la Nación, a través de la Subsecretaría de Cultura Pública y Creatividad, se inauguró el miércoles 12 de agosto en el Espacio Caloi (Alsina 1169, Ciudad de Buenos Aires), donde puede visitarse, con entrada gratuita, hasta el 21 de agosto.

La exposición es parte del Primer Encuentro Nacional de Patrimonio Vivo, que, auspiciado por la Unesco, se realiza hoy y mañana en el Centro Cultural Kirchner, con entrada gratuita, con el objetivo de intercambiar experiencias, visibilizar la importancia de este patrimonio, conocer el estado de la cuestión provincial, nacional y regional, e identificar necesidades de salvaguardia.

Las obras premiadas son "Canoero a botador", de Marcelo Cugliari, y "Oraciones, música y alimentos con los muertos", de Mariel Alejandra López, quienes recibieron sus distinciones durante la apertura de la exposición.

Cugliari plasma en seis imágenes el oficio que el gaucho Olegario Segovia aprendió a los 7 años y que, en su Corrientes natal, se transmite de generación en generación. "Parado firme en la popa de la canoa, con su sombrero de fieltro negro, su pañuelo azul en el cuello, su rastra y los facones a la cintura, Olegario, con la sabiduría de lo aprendido desde niño, guía la canoa con perfecto equilibrio sobre el agua transparente, que el cielo límpido tiño de azul", reza el texto que acompaña las tomas.

El trabajo de López, en tanto, hace foco en las rupturas y continuidades de las prácticas mortuorias andinas en el Cementerio de Flores, en la Ciudad de Buenos Aires, donde todos los 2 de noviembre, Día de los Muertos en el calendario litúrgico católico, las familias de origen boliviano se reúnen en torno a su familiar allí enterrado para festejar con él su día.

"Los familiares llevan consigo al cementerio todo aquello que preparan los días previos y en especial el día anterior: adornos, comidas,bebidas cola, cerveza, chicha y miniaturas comestibles con distintas formas. La secuencia se inicia con la práctica de la oración cristiana característica de la liturgia católica, a partir de la cual se da paso a una serie de prácticas vinculadas con la liturgia andina", explica el texto que acompaña el relato fotográfico.

Esta convocatoria estuvo dirigida al público general e invitó a presentar relatos de hasta seis imágenes fijas de una manifestación del patrimonio cultural inmaterial.

Integraron el jurado el fotógrafo Juan Travnik (fotógrafo), el coordinador del Espacio Caloi, del Ministerio de Cultura de la Nación, Nicolás Bai y Ana Pironio, por el Programa Patrimonio Vivo, de la Subsecretaría de Cultura Pública y Creatividad).

Además, por la calidad de los trabajos recibidos, el jurado resolvió entregar dos menciones a las obras "Regreso a la casualidad", de Federico Dada, y "La perseverancia del telar", de Gabriela María Leonard. Estos relatos serán publicados en formato digital en www.cultura.gob.ar y en patrimoniovivo.cultura.gob.ar.