"Homenajear a Cortázar, Gelman, Jauretche y Ramos es una definición político-cultural", dijo Coscia

06 de mayo de 2014

El secretario de Cultura participó de un homenaje a Abelardo Ramos, junto con Víctor Ramos y Julio Fernández Baraibar, en la Feria del Libro

Como parte de la serie de homenajes que se realizan en el stand de la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación en la Feria del libro de Buenos Aires, el secretario de Cultura de la Nación, Jorge Coscia; el director del Museo Histórico Nacional del Cabildo, Víctor Ramos; y el investigador del Instituto Nacional Manuel Dorrego, Julio Fernández Baraibar, participaron el lunes 5 de mayo de un mesa que evocó al historiador y político argentino Jorge Abelardo Ramos, a 20 años de su fallecimiento..

Coscia aprovechó la oportunidad para saludar los 40 años de la Feria: "Es precisamente en este aniversario que este stand se ha comprometido a celebrar una serie fechas cuya elección es una definición político- cultural".

Es que Julio Cortázar, Juan Gelman, Arturo Jauretche y Jorge Abelardo Ramos son los protagonistas del espacio institucional, dónde a través de fotografías, citas, rostros y palabras los concurrentes pueden acercarse a su escritura, ideas políticas y experiencias de vida.

"Al conmemorar los 20 años de la desaparición física Jorge Abelardo Ramos también estamos tomando una clara posición política ya que fue un hombre de un pensamiento cultural profundo y un gran escritor, que relacionó la historia y política", afirmó el funcionario.

"Ramos, revisionista dentro de los revisionista, -continuó Coscia- llevó adelante la organización del pensamiento político desde la reconstrucción del relato histórico con una visión nacional y latinoamericana. Es que sin saberlo somos parte de la comunidad más extendida del planeta, aunque, por supuesto, con diversidades magnificas que no cuestionan la idea de nación".

"En su libro 'Historia de la nación latinoamericana', Ramos relata que la división de la Patria Grande tuvo su mayor éxito no en los campos de batalla sino en la fragmentación de los relatos, de la historia".

Para Coscia es allí donde radica la importancia del investigador argentino: "Es que la historia es el GPS que necesita la política para poder transformar la realidad y así lo hizo entender el 'Colorado' Ramos".

"Hoy tenemos en la Argentina una presidenta que ha leído a Ramos y tiene conciencia histórica. Me consta que de no haberla tenido no hubiéramos tenido una celebración del Bicentenario con una perspectiva histórica, a diferencia del Centenario, o también, hechos importantes como inaugurar el Salón de los Patriotas Latinoamericanos donde, en un gesto inaudito, un gobierno se asume como parte de esa nación más grande y entiende que sus próceres son los de la Patria Grande", finalizó.

Por su parte, Baraibar resaltó la importancia de que Jorge Abelardo Ramos, "silenciado sistemáticamente por la gran prensa", sea homenajeado porque "mide que las ideas sembradas han progresado y se han instalado en el pensamiento y la conciencia nacional".

El historiador Víctor Ramos, hijo de Jorge Abelardo, aseguró además que su pensamiento político no solo está instalado en la Argentina: "Esas banderas han sido recogidas nada más ni nada menos que por el presidente Hugo Chávez que, tomando su libro 'Historia de la Nación Latinoamericana' leyó algunos párrafos a los presidentes de la CELAC".

"En ese hecho histórico se ve que las corrientes del pensamiento unificador de Abelardo están haciendo carne en América Latina. Estoy seguro que este momento histórico es el que más le hubiera gustado participar", finalizó.