Homenaje de las Madres de Plaza de Mayo a Oscar Parrilli

13 de junio de 2015

En un acto que contó con la presencia de la ministra Parodi, el exsecretario General de la Presidencia recibió un emblemático pañuelo blanco

La ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi, participó este viernes 12 de junio del homenaje de las Madres de Plaza de Mayo al secretario de Inteligencia de la Nación, Oscar Parrilli, quien recibió un pañuelo blanco como símbolo de su compromiso con la causa de esa organización.

"Parrilli es una persona increíble –señaló la ministra–, con una gran entrega y un concepto enorme de la solidaridad, de pensar en el otro, de escuchar, de responder, de acompañar. A mí me da mucho orgullo haberlo conocido y poder decir ahora que trabajo en el mismo equipo. Para las Madres siempre estuvo, y el que está para las Madres está para todos".

El acto se realizó en la sede de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo, donde su presidenta Hebe de Bonafini le dio la bienvenida a Parrilli e invitó a subir al escenario también al politólogo y periodista Edgardo Mocca y al amigo y compañero de militancia del homenajeado, Enrique Maffei.

Con un grupo de Madres en primera fila, en la ceremonia también se encontraban presentes Angela Signes, presidenta de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (Conabip); y Tristán Bauer, titular de Radio y Televisión Argentina (RTA), entre otras autoridades, junto a estudiantes y docentes del Instituto Universitario Nacional de Derechos Humanos Madres de Plaza de Mayo (IUNMA).

El primero en tomar la palabra fue Mocca, quien a modo de broma dijo: "Nunca imaginé estar en una reunión con la líder histórica de las Madres de Plaza de Mayo y un hombre de la SIDE". Luego manifestó que "el pañuelo blanco es para los grandes tipos, para los tipos que ponen el cuerpo cuando hace falta, así que hoy estamos haciendo un acto de justicia".

Por su parte, Maffei recordó las épocas de militancia junto con Parrilli en la provincia de Neuquén. "El desarrollo político de Oscar se estructuró en la adversidad –explicó–, a partir de una profunda vocación de servicio, de una férrea voluntad de transformación, reivindicando permanentemente la demanda de los que menos tienen".

De Bonafini, en tanto, declaró: "Las Madres somos muy observadoras de la política y de los políticos. Y en estos 38 años aprendimos a conocerlos. Desde los que andan a los codazos para conseguir una primera silla, a los que hacen las cosas más increíbles sin que nos demos cuenta. Oscar es el hombre que interpretó lo que Néstor y Cristina quieren. Y es el hombre que ayuda sin pedir nada". Luego explicó que "este pañuelo, que no es un premio pero sí un reconocimiento, es para nosotros un símbolo que significa el abrazo de nuestros hijos".

Emocionado, Parrilli, quien fue Secretario General de la Presidencia de Néstor y de Cristina Kirchner, agradeció a las Madres y sostuvo que "este para mí es un día como fue el 25 de mayo del 2003: un día que voy a guardar siempre en mi memoria como uno de los más lindos de mi vida". El funcionario también recordó a los compañeros desaparecidos y dijo que "este pañuelo también es un reconocimiento a todos los que ya no están".

"Una parte de este homenaje sin dudas es para Néstor y para Cristina", aclaró Parrilli, quien se definió como "un simple militante, un apasionado de los ideales y de las convicciones". El secretario también tuvo palabras de agradecimiento hacia Signes, su esposa, a quien llamó "mi compañera de toda la vida".

Al finalizar el acto, la ministra Parodi manifestó: "Estoy muy conmovida de haber compartido esto con Oscar y con su mujer Ángela, que son dos seres humanos increíbles y dos militantes honestos que enorgullecen a todos".