“Hay un reclamo permanente de nuestro pueblo contra el colonialismo”

10 de junio de 2015

Lo dijo la Presidenta, al cumplirse un año del Museo Malvinas. Allí inauguró el Faro de la Soberanía y la muestra sobre Perón y las Islas.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó el miércoles 10 de junio el acto en conmemoración del Día de la Afirmación de los Derechos Argentinos sobre las Islas Malvinas, en una ceremonia realizada en el Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur, ubicado en el predio del Espacio de la Memoria (ExESMA).

En la celebración del primer aniversario de este Museo, la Presidenta dejó inaugurada además la muestra permanente “Perón y las Malvinas”, en el primer piso del edificio, y el denominado Faro de la Soberanía, al que describió como “un faro en la lucha contra el colonialismo”. “Queremos que lo divise cada argentino, y cada extranjero que pase por la Avenida Lugones recuerde que hay un reclamo permanente de nuestro pueblo contra uno de los 17 enclaves coloniales”, expresó la mandataria.

“Este no es un museo que festeje o conmemore la guerra -aclaró-. Los argentinos quisimos, al construir este edificio, reflejar lo que ha sido la historia del despojo colonial. Y no es casual que haya sido precisamente el general Perón quien instituyó el 10 de junio como el Día de Reafirmación de los Derechos Argentinos sobre nuestras Islas Malvinas, Islas del Atlántico Sur y Territorio Antártico. Este espacio viene a rescatar esa historia”.

En la ceremonia, la Presidenta entregó a excombatientes objetos que pertenecieron a argentinos que fueron prisioneros de guerra y que el ejército inglés devolvió en el año 2012. La mandataria llamó al escenario a cada uno de los exsoldados que combatieron en el conflicto de 1982 y les entregó agendas, cuadernos, cartas y otros elementos personales. “Quiero agradecer -dijo Fernández de Kirchner- a estos hombres que fueron a luchar por la patria”.

A su vez, los excombatientes le entregaron a la Presidenta una placa en reconocimiento a su compromiso en la afirmación de derechos argentinos en Malvinas y una copia de su presentación ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. En tanto, Cristina Fernández le obsequió al director del Museo Malvinas, Jorge Giles, una colección completa del llamado “Informe Rattenbach”, extenso documento que analiza la actuación de las Fuerzas Armadas durante el conflicto bélico.

Además, la primera mandataria visitó una instalación que la Casa de la Moneda donó al Museo Malvinas, integrada por una balanza que se utilizó para pesar las joyas de oro donadas por los argentinos en solidaridad con los soldados que estaban combatiendo en 1982 y el modelo de bronce con el que se elaboraron 59 lingotes de dos kilos de oro cada uno. “Esos lingotes son los sueños, las ilusiones y las esperanzas de millones de argentinos, que se sacaban sus joyas para ser fundidos. Pero de los lingotes lo único que quedó fue el modelo”.

Cristina reclamó una vez más al Reino Unido el diálogo “en el marco del paraguas que marcan las resoluciones de las Naciones Unidas” y afirmó que la Argentina “no va a renunciar nunca” al reclamo histórico de soberanía sobre las Islas Malvinas. “La única arma que tenemos y a la que nunca vamos a renunciar jamás es a la palabra, al reclamo. La palabra de las argentinas y los argentinos estará en cada uno de los foros internacionales todo el tiempo”, aseguró la mandataria.

La Presidenta también se refirió al tema de la sentencia de Estados Unidos que exige a la Argentina a pagar la deuda de los fondos buitre. “El problema de la deuda -aclaró- no es solamente una cuestión económica o financiera. Es esencialmente una cuestión de subordinación política, para seguir aplicando políticas neoliberales que solamente nos han llevado al desastre”.

En el acto estuvieron presentes la ministra de Cultura, Teresa Parodi, junto a sus pares de Economía, Defensa, Planificación Federal y otros miembros del gabinete nacional, además de embajadores, representantes de organismos de los derechos humanos, excombatientes y militantes.