Guillermo Fernández, padrino de Puntos de Cultura

14 de agosto de 2014

El cantante y compositor de tango visitó la Asociación Civil CICOPS, de La Boca, para comenzar su vínculo con la organización.

El cantante y compositor de tango Guillermo Fernández visitó el miércoles 13 de agosto el Punto de Cultura Asociación Civil CICOPS (Centro de Investigación y Comunicación Popular en Salud), ubicado en el barrio porteño de La Boca, para comenzar su vínculo como padrino de la organización.

CICOPS lleva a cabo el proyecto “Espacio Sociocultural Casa Torquato Tasso”, que incluye la realización de talleres artísticos, ciclos de cine, muestras de fotografía y artes plásticas, y espectáculos de la Compañía de Tango, que ensaya en el espacio perteneciente a la organización.

De esta manera, Guillermo Fernández se suma a Juan Carlos Copes, María Fiorentino, Julieta Díaz, Tom Lupo, Ester Goris, Antonella Costa, Edda Bustamante, Nacho Gadano, Anabel Cherubito, Ignacio Copani, Jaime Torres, Teresa Parodi, La Bersuit, Kapanga, Coco Blaustein, Hernán Brienza, Jorge Dorio, Alejandro Apo, Alfredo Zaiat, Raúl "Rulo" de la Torre, Darío Sztrajenbajer y Federico Bernal, algunos de los artistas y referentes culturales que ya forman parte de esta propuesta.

La iniciativa de padrinazgos y madrinazgos del Programa Puntos de Cultura tiene por objetivo que cada una de esas organizaciones sea acompañada por una personalidad de la cultura que esté relacionada con alguna de las actividades artísticas que estas impulsan o el lugar donde se establecen. De esta manera, los padrinos y madrinas participan activamente en los proyectos, realizan visitas frecuentes a las sedes de los Puntos asignados, dictan capacitaciones e intervienen en acciones y en encuentros, para pescuchar las inquietudes y relevar las necesidades.

El Programa Puntos de Cultura, del Ministerio de Cultura de la Nación, se dedica a fortalecer el trabajo de las organizaciones sociales y las comunidades indígenas que, a través del arte y la cultura, promueven la inclusión social, la identidad local, la participación ciudadana y el desarrollo regional. Las organizaciones seleccionadas para formar parte del Programa reciben apoyo económico, capacitaciones y equipamiento multimedia para registrar sus acciones y producir materiales de comunicación. Además, forman parte de una red nacional de intercambio, cooperación y sociabilización, que hoy cuenta con 250 organizaciones sociales y comunidades indígenas registradas en todo el país.