Galasso presentó la colección de libros “Los populares”

05 de diciembre de 2015

Junto con Natalia Calcagno, el historiador dio a conocer las dos primeras publicaciones de la serie

El historiador revisionista Norberto Galasso, acompañado por la directora nacional de Industrias Culturales, Natalia Calcagno, presentó la colección de libros “Los populares”, realizada por el Ministerio de Cultura de la Nación y dirigida por él, en un acto que se realizó el viernes 4 de diciembre en el Centro Cultural Kirchner, donde se dieron a conocer los dos primeros títulos de la serie: “Leonardo Favio” y “Celedonio Flores. Por qué canto así”.

“Estamos orgullosos de que sea una colección dirigida por Galasso, que es un maestro del que hemos aprendido mucho”, introdujo Calcagno. “Tanto él como las figuras de Leonardo Favio y Celedonio Flores simbolizan distintos íconos de cómo la industria cultural es un vehículo para que lo popular llegue a todo el pueblo”, agregó la funcionaria al abrir el panel en el que los expositores invitados Juan Carlos Jara, Gustavo Provitina y Iciar Recalde se refirieron a estos volúmenes.

“Una de las cosas más interesantes que tiene la industria es esta capacidad de serializar y hacer masiva la producción para que todos podamos acceder al derecho a la cultura; y es la idea con la que hemos trabajado estos años”, concluyó la directora nacional.

“Leonardo Favio”, escrito por el propio Galasso, está centrado en el reconocido cantante, compositor, actor, guionista y director cinematográfico; mientras que el segundo título, cuyo autor es Jara y está dedicado a Celedonio Flores, se concentra en el célebre artista de tangos, creador de "Mano a mano", entre otros, e ícono de la bohemia porteña.

En alusión a Favio, Galasso afirmó que el intelectual artista “tiene que captar anhelos, sufrimientos, dolores, alegrías del pueblo en que vive” o, en otras palabras, “dejar constancia, ser memoria del momento histórico”.  El ensayista también explicó el objetivo de la colección: “Buscamos que la cultura sea nacional precisamente por ser popular, que no sea una copia de grandes autores extranjeros, ajenos a las experiencias populares”.

Recalde, licenciada en Letras y especialista en Favio, opinó sobre el libro de Galasso: “Es un aporte fundamental porque viene a tapar un hueco muy grande que había en torno a la figura de Leonardo. Había escritos muy fragmentarios que trataban al cineasta, al hombre vinculado al peronismo o al cantante, pero que no lograban aunar la figura integral que fue Favio”.

Por su parte, Jara comentó la metodología empleada para realizar los libros. “Son el fruto de una afición; de años de recolectar recortes de periódicos, revistas, libros de tango. Es muy difícil encontrar obras de Celedonio Flores y de tantas figuras del arte popular en las bibliotecas públicas; hay que recurrir a coleccionistas, a gente que se ha dedicado por gusto y afición a recolectar obras de este tipo de autores”.

Provitina, vicepresidente de la Academia Nacional del Tango, destacó la importancia de editar estos materiales en la coyuntura actual. “En este momento, cuando se avecina un viento de cambio, es bueno analizar por qué la academia siempre desconfió de lo popular”, propuso. “Celedonio reivindicaba la periferia, el barro, el barrio, los orígenes, todo aquello que estaba relegado por las clases dominantes que nunca quisieron darle voz a los más humildes. Entones, esta colección es muy valiosa porque, en estos doce años, lo popular ha sido el principal objetivo de las políticas culturales”, argumentó.

“En estos libros –expresa la ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi, en el prólogo de los volúmenes– continuamos y profundizamos la labor de apoyo, difusión y compromiso que hemos encarado para visibilizar y enriquecer el patrimonio artístico de nuestra patria, recuperando y redimensionando un sistema donde lo popular tenga el valor que se merece por derecho propio. La presencia y el reconocimiento que han logrado en el alma colectiva estos artistas de diversas disciplinas son evidentes: su eco reverbera hasta nuestros días”.

La colección fue editada por Fernanda Rodrigo y producida por Leandro Vovchuk, de la Dirección Nacional de Industrias Culturales, con el objetivo de rememorar a célebres referentes de la cultura popular nacional. Cada texto está dedicado a profundizar sobre la vida y obra de una figura argentina de relevancia, para identificar las resonancias de su trayectoria en la cultura. Las fotografías que ilustran sus páginas fueron provistas por el Archivo General de la Nación, el Archivo Crónica, el Museo del Cine, entre otras entidades.

Los próximos títulos son "Cátulo Castillo, donde el barro se subleva", de Jara, y "Julián Centeya, el hombre gris de Buenos Aires", por Galasso.

Las bibliotecas de instituciones educativas pueden solicitar el material impreso, escribiendo a 
dnic.lospopulares@cultura.gob.ar (hasta agotar la tirada).