Festivales internacionales: características y experiencias
13 de abril de 2013

Festivales internacionales: características y experiencias

Importantes directores de algunos de los más resonantes festivales musicales del mundo dialogaron el sábado 13 de abril en Tecnópolis, como parte de las actividades propuestas por el Sector Música del Mercado de Industrias Culturales Argentinas 2013 (MICA).

Olivier Delsalle, director del Festival parisino D’ Ile de France y las directoras de programación Judy Tsang, del Festival Stern Grove (de San Francisco, Estados Unidos) y Fruzsina Szép, del Sziget (de Budapest, Hungría), expusieron características y experiencias personales de los festivales de los que forman parte.

Olivier Delsalle comentó sobre el festival que dirige: “la premisa es el descubrimiento de la música y la región. Es un festival que comenzó programando música clásica, y con el pasar de los años incorporó música tradicional, jazz y electrónica. La propuesta, hoy, es unir distintos géneros si jerarquías: unir la música erudita con la popular, la clásica, con la moderna y la contemporánea”. “Siempre se piensa en París como una gran ciudad, pero el 70 por ciento de la zona es rural. Por esta razón, D’ile de France intenta unir lo urbano con los pequeños pueblitos”, agregó. El programa de este encuentro que, desde hace 37 años, durante 6 semanas reúne a más de 25 mil espectadores y unas 30 naciones representadas, ofrece música clásica, desde el barroco hasta creaciones contemporáneas, música del mundo, y la serie “Factory”, dedicada al jazz y la música electrónica.

Las locaciones donde se realizan los conciertos no son lugares de espectáculos, sino patrimonios que usualmente son inaccesibles para el público (castillos, teatros, antiguas fábricas, abadías, iglesias, etc), justamente porque uno de los objetivos del festival es promover estos espacios y hacer coincidir el descubrimiento musical con el del patrimonio regional. De esta manera, espectáculos y espacios son seleccionados en estrecha relación. “Esto hace que, cada año, el festival se instale en lugares distintos, sea itinerante”. “A su vez, nos resulta interesante poder relacionar el lugar donde se hace el concierto con el contenido del mismo, ya sea encontrándole un lugar acorde a un determinado concierto elegido, como buscando aquella propuesta artística que dialogue con un patrimonio cultural que busquemos revalorizar. Esto puede ser, ya sea vinculándolos por afinidad, como por contraste”.

Al ser la dirección del festival una asociación privada, la financiación principal parte de las entradas (que aportan un 10 por ciento del presupuesto) y del apoyo de empresas, organizaciones culturales e institutos musicales de Francia y otras partes del mundo, aunque recibe también aportes del Consejo regional de Ile de France y de los ocho departamentos que la componen.

En relación a su experiencia en el MICA, Delsalle comentó: “es un proyecto excepcional. Es muy lindo ver tantos argentinos y extranjeros reunidos, compartiendo su interés por el arte y la cultura. Me ha sorprendido la diversidad y la riqueza de las expresiones culturales de este país. Nos permite llevar una imagen de Argentina que es mucho más que tango hacia el exterior”.

Fruzsina Szép, directora de programación de uno de los festivales húngaros más importantes, contó que Sziget incluye no sólo conciertos de rock y pop, que abarcan el 70 por ciento de la programación e incluyen propuestas masivas y también más pequeñas e íntimas (de tradición gitana y de músicas del mundo), sino también propuestas escénicas como teatro, danza y actividades circenses,  artes plásticas, literatura, talleres y actividades de reciclaje, promoción del cuidado del medio ambiente y yoga, entre otras.

“Este proyecto, de origen netamente privado, nació en el año 1993 y fue el primero producido en Hungría en su etapa de democracia. Todos los años, en agosto, el festival reúne unas 370 mil personas de 60 países diferentes, con invitados de unos 50 países”, contó. La propuesta de Sziget es compartir junto a amigos la última semana de vacaciones, en la isla “de la libertad”. Esta está ubicada en medio del río Danubio, al norte de Budapest, a la cual solo se llega en bote o caminando, a través de un pequeño puente. “La libertad de expresiones siempre fue la filosofía del festival”, agregó.

En cuanto a su experiencia en el Mercado de Industrias Culturales Argentinas, Szép relató: “soy una fanática de la música argentina. De hecho todos los años hay bandas de este país participantes en nuestro festival. He disfrutado mucho del MICA, me parece una excelente plataforma para mostrar el arte y la cultura de este país. He podido conocer gente muy interesante y grandes artistas en las rondas de negocios y en los showcases. ¡Me llevo material para analizar como para 5 años! Me agrada saber que Argentina tiene mucho más para mostrar que lo que imaginaba”.

Judy Tsang, representante del Festival gratuito Stern Grove, de San Francisco, manifestó estar muy agradecida y honrada por la invitación a nuestro país, y expuso algunas de las características de este evento que se realiza en agosto desde hace 76 años y dura diez semanas.

“Es un encuentro sumamente diverso, que ofrece un acceso gratuito para residentes y visitantes a espectáculos de todas las artes escénicas, e incluye música, arte, teatro, días especiales para niños y talleres para todo público, que tienen como objetivo facilitar la interacción entre el público y los artistas. Los domingos por la tarde son los eventos principales, y es el día que más nos visitan, desde familias hasta grupos de amigos, de todas las edades”, explicó.

En cuanto a su financiación, Tsang detalló: “intentamos obtener fondos de donde sea. Como no cobramos entrada, quizás se dificulta un poco más. Tenemos algunos sponsors y una pequeña ayuda del gobierno, pero la mayor parte de la ayuda proviene de individuos de la comunidad, que entienden que sin su ayuda el festival no se puede realizar”.

“El MICA es un espacio genial para conocer más de todo lo que la cultura argentina tiene para ofrecer, estoy muy feliz de esta visita, de la que me llevo mucha buena música”, finalizó.

La mesa de diálogo, que tuvo distintas ediciones durante todas las jornadas del MICA bajo el mismo eje de debate, presentó el jueves 11 a Andrés Correa (Barrio Colombia, Bogotá); Linda Lucer (Yerba Buena Gardens Festivals, San Francisco, EE.UU.); Alfredo Caxaj (Sunfest, Londres-Canadá); y MinKyoung Kim (Ulsan World Music Festival & Asia Pacific Meeting, Corea del Sur), mientras que el viernes 12 juntó a Alicia Zertuche (SXSW, Houston, EE.UU.); Beatriz Quintero (Circulart, Medellín, Colombia); y Frank Klaffs (Womex, Inglaterra).

El domingo 14 a las 17, por otra parte, dialogarán Frank John Herbert (Legion Arts, Iowa, EE.UU.); Joaquín Martínez (Grand Performances, Los Ángeles, EE.UU.); Shanta Thake (Global Fest New York, EE.UU.); y Erika Rose Elliott (Summer Stage, Nueva York, EE.UU.).

Sobre el MICA
Organizado por la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación, el Mercado de Industrias Culturales Argentinas es el primer espacio en el país que concentra, en un mismo lugar, las diferentes actividades de las industrias culturales (artes escénicas, audiovisual, diseño, editorial, música y videojuegos), con el objeto de generar negocios, intercambiar información y presentar su producción a los principales referentes de todo el mundo, para fortalecer el mercado interno y posicionar el sector.

Transporte gratuito
Durante los días de realización del Mercado de Industrias Culturales Argentinas, entre las 11 y las 19, cada media hora, habrá micros gratuitos para trasladarse al predio de Tecnópolis. La parada es en Plaza Italia, por Av. Sarmiento, frente a La Rural.

relacionados