Exitosa primera jornada en el pabellón argentino

21 de marzo de 2014

Las conferencias organizadas por Argentina en el Salón del Libro de París 2014 sobrepasaron el cupo.

El primer día del Salón del Libro de París 2014 arrancó con una gran concurrencia de público, especialmente en el pabellón argentino, donde las conferencias sobrepasaron el cupo.

Jorge Coscia, Mario Goloboff, Silvia Baron Supervielle, Jean Mattern y Pierre Kalfons participaron de la presentación de la antología de textos "Letras argentinas en Francia/Letras francesas en Argentina", una edición bilingüe que recrea un diálogo entre cincuenta plumas de uno y otro país que esbozaron su pensamiento y su obra en distintos momentos de la historia.

El libro comprende textos de Juan Bautista Alberdi, Lucio V. Mansilla, Ricardo Rojas, Ricardo Güiraldes, Oliverio Girondo, Leopoldo Marechal, Victoria Ocampo, Jorge Luis Borges, Silvina Ocampo, Raúl González Tuñón, Manuel Mujica Láinez, Julio Cortázar y Adolfo Bioy Casares, entre los autores argentinos; y de Georges Clemenceau, Anatole France, Paul Groussac, Jean Jaurès, André Malraux, Albert Camus, Alain Robbe-Grillet, Gisèle Freund y Jacques Derrida, entre los referentes franceses.

El compilador Mario Goloboff explicó que la publicación "da cuenta de los contactos entre las dos sociedades. Nos proponíamos una antología muy precisa: de textos y de autores que revelaran o subrayaran el vínculo entre los dos países, las dos culturas, las dos literaturas".

Ante la pregunta de cómo se encuentran hoy las relaciones literarias entre ambos países, Goloboff sostuvo que "estamos en la cumbre de la relaciones literarias entre Francia y la Argentina". "Una prueba de ello es el éxito de este Salón donde el país es invitado de honor", finalizó.

Por su parte, el secretario de Cultura de la Nación, Jorge Coscia, destacó que "esta novedosa antología habla de la relación entre la cultura francesa y argentina. Son diálogos, polémicas, visiones, hasta se leen los gritos, la dulzura y el dolor de los emigrados. Es un debate magnífico".

Es que para el funcionario "no existe una cultura pura". "En realidad pensar una cultura absolutamente nacional, sin mediaciones, sin mestizajes, sin intercambios me parece imposible", sostuvo. "Voy a citar a un olvidado de las letras argentinas que incluimos en el libro: Arturo Jauretche. El escritor solía decir que lo nacional es lo universal, visto con ojos propios".

Por su parte, Baron Superville se conmovió ante el público por ser convocada en la antología "como una escritora argentina". "Hace 50 años que vivo en Francia y hasta escribo en francés, pero mis recuerdos siguen siendo como argentina. Mi escritura vive entre esas dos orillas", aseguró.

Ver aquí la programación completa del Pabellón Argentino en el Salón del Libro y de todos los espacios con actividades

Por la tarde, Tununa Mercado, Miguel Rep, Noé Jitrik, Horacio González, Nicole Nicole Gdalia y Carlos Polimeni rindieron homenaje al poeta Juan Gelman.

Mercado anticipó poemas e imágenes del libro que escribió Gelman antes de morir, "amaramara", una obra inédita ilustrada por Arturo Rivera, al que definió como "cáustico".

Horacio González, director de la Biblioteca Nacional, se referió a la "ternura" de la poesía de Gelman: "Escuché muchas veces calificar su poesía de tierna, suena peyorativo. La ternura suele cargar un pequeño desprestigio. Juan consiguió hacer una compleja lírica azotada por una lengua interior". "Conocemos bien a Gelman como militante político, como periodista, pero como poeta sigue siendo una incógnita", concluyó.

La poeta argentina Bellessi, por su parte, relató en un texto breve sus encuentros con el escritor fallecido: "Cuando conocí a Juan, a mediados de los años 1970, fue como conocer a Bob Dylan o Jimmy Hendrix". "Siempre me ha parecido casi imposible comentar un libro de poesía. Sigo leyendo y marcando sus poemas con signos de admiración", relató.

Jitrik, tomando conceptos de Borges, definió a Gelman como "un poeta argentino". "No se trata de folclore y costumbrismos, es un poeta que se lo puede leer por su carácter universal", aseguró.

Gdalia, editora francesa del escritor, rescató nuevamente su "ternura" poética y su vida de militancia. "La obra –dijo– terminó aquí, pero su legado prestigioso se seguirá estudiando a lo largo de los años".

A su turno, Rep rescató al Gelman periodista y compañero del diario Página 12, al que calificó de un redactor "subjetivo y contra el poder".

El homenaje concluyó con un aplauso sostenido al poeta de las 150 personas que desbordaron el auditorio del espacio argentino.

Por la tarde, el pabellón fue escenario de otras dos charlas. De la mesa "Literatura emergente" participaron nuevas voces de la literatura contemporánea como Leandro Ávalos Blacha, Miguel Vitagliano, Selva Almada, Samanta Schweblin que respondieron a la pregunta sobre qué y cómo se escribe en la Argentina de hoy.

Más tarde, el cierre de las actividades del día estuvo a cargo de Martín Kohan, Tununa Mercado, Laura Alcoba, Leopoldo Brizuela y Daniel Divinsky, que intentaron abordar cómo escribir sobre la última dictadura militar, la reescritura del pasado histórico y su manera particular de convivir con el recuerdo.