Encuentro de directores de cine iberoamericano

16 de octubre de 2012

La actividad es parte del Festival Internacional de Cine y Formación en Derechos Humanos de las Personas Migrantes

Con el auspicio de la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación y como parte del tercer Festival Internacional de Cine y Formación en Derechos Humanos de las Personas Migrantes (Cinemigrante), el lunes 15 de octubre se realizó el Encuentro de Directores Iberoamericanos “Plataforma cinematográfica de integración intercultural regional”.

La actividad, que tuvo lugar en la Sala Tuñón del Centro Cultural de la Cooperación, contó con la participación de los realizadores Santiago Zannou (España), Oscar Godoy (Chile), Marcos Loayza (Bolivia), Marité Ugas (Venezuela), Rubén Plataneo (Argentina), Pablo Giorgelli (Argentina), de la directora nacional de Política Cultural y Cooperación Internacional, Mónica Guariglio; y de Florencia Mazzardi, directora del Festival de Cinemigrante.

El Encuentro –abierto al público- se generó en el marco de IBER RUTAS, un programa propuesto por nuestro país que fuera aprobado en la cumbre de jefes de estado realizada en Mar del Plata en diciembre de 2010, mediante el cual se trabaja en la investigación, formación y difusión de los procesos migratorios con el objetivo de contribuir a la promoción de la diversidad cultural en Iberoamérica y la conformación de un espacio común de protección de los derechos de los migrantes desde una perspectiva intercultural.

El Festival Cinemigrante se desarrolla en Buenos Aires hasta el 17 de octubre, haciendo hincapié en la investigación, la formación y la difusión de los procesos migratorios, con el objetivo de contribuir a la promoción de la diversidad cultural en Iberoamérica y a la conformación de un espacio común de protección de los derechos de los migrantes.

Al respecto Mónica Guariglio hizo hincapié en la necesidad de reorientar la mirada sobre los procesos migratorios poniendo especial atención en las variables culturales. “La migración fue siempre pensada desde la política, por eso debemos trabajar cada vez más fuerte desde la cultura, pensando ese flujo migrante desde los procesos culturales”, dijo, al tiempo que destacó como necesidad imperiosa la producción de contenidos propios y el afianzamiento de las relaciones culturales con bloques multilaterales como Mercosur o Unasur para compartir contenidos y experiencias.

En relación a los contenidos culturales, Guariglio manifestó la necesidad de producir en la diversidad. “Todos los ciudadanos deben realizar el ejercicio de libertad y autonomía a la hora de consumir los productos culturales. Debemos darles la posibilidad de optar y elegir dentro de la diversidad”, expresó.

El director español Santiago Zannou, ganador de tres premios Goya, quién presentó “La puerta de no retorno” y “Mercancías”, entre otras, destacó la calidad cinematográfica de la Argentina y la calidad de los festivales que se realizan en el país. “Un festival de este tipo, con entrada libre y gratuita es sorprendente ya que un país sin cine es un país sin alma”, dijo, y agregó: “Ver tu propia película con el espectador es un doble disfrute. La respuesta del público es la gasolina que todo director necesita”. Con respecto al séptimo arte sostuvo que prefiere el cine comprometido ya que “no se trata sólo de divertimento, estar detrás de una cámara es también una cuestión ética”.

El director chileno Oscar Godoy quién en esta oportunidad presentó “Ulises”, se mostró sorprendido por el apoyo estatal argentino a la industria cinematográfica ponderando la labor del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), calificándola como una “institución modelo en relación al impulso que le dan a los proyectos audiovisuales culturales”. Para el director trasandino, este arte también va más allá del entretenimiento, “el cine es diversión, pero también emoción y reflexión”, concluyó.

También como parte del Festival de Cinemigrante, el coordinador general del Centro de Producción e Investigación Audiovisual (CePIA), Fabián Blanco, recibió a un grupo de directores de cine iberoamericanos en la sede del organismo, que tiene como finalidad la promoción, difusión y producción de contenidos audiovisuales.

Quienes participaron del encuentro intercambiaron experiencias y reflexiones en torno a las problemáticas de identidad y cultura, el rol del Estado en el impulso a la creación de nuevos contenidos, las políticas culturales migratorias y el intercambio de contenidos culturales con países de la región. “El contenido da identidad”, sostuvo Blanco al tiempo que señaló que uno de los mayores desafíos es que “los contenidos circulen por la región”. Con respecto a las producciones audiovisuales sostuvo que “sin ellas no hay identidad ni reconocimiento. Debemos conocernos y aprender más sobre nosotros mismos a través de las producciones audiovisuales”, dijo.