Emocionante homenaje a Ariel Ramírez, a 50 años de la "Misa criolla"

22 de diciembre de 2014

El concierto se realizó, gratis, en las escalinatas de la Biblioteca Nacional con una gran convocatoria de público.

Más de tres mil personas colmaron el 21 de diciembre las escalinatas de la Biblioteca Nacional para disfrutar del concierto gratuito en homenaje al autor de la "Misa criolla", Ariel Ramírez, luego de la histórica interpretación en el Vaticano, en una misa oficiada por el papa Francisco.

"Es un lujo hacer música acá esta noche. Es emocionante que el repertorio de hoy sea íntegro y abarque todas las épocas de mi padre. Estoy rodeado de lo mejor de la música argentina”, manifestó Facundo Ramírez, al cabo de una velada que mereció la ovación del público.

“Que sea una iniciativa del Ministerio de Cultura de la Nación y que la ministra sea Teresa Parodi es una bendición", agregó el pianista, quien dirigió y produjo parte del concierto, presenciado por Parodi; el director de la Biblioteca Nacional, Horacio González; miembros del Gabinete de Cultura, y familiares y amigos de Ramírez.

“Navidad nuestra”, el lado B del vinilo original editado por Ramírez en 1964, sonó en la primera parte del espectáculo musical, del que participaron Claudio Sosa (voz), Facundo Ramírez (piano), Franco Luciani (armónica), Tukuta Gordillo (aerófonos y accesorios de percusión), Rodolfo Ruiz (charango), Fabián Leandro (guitarra), Lucas Rosenwasser (bajo), Ulises Lescano (percusión) y el Coro del Instituto Cultural Argentino Británico (ICAB), de La Plata, dirigido por Juan Martí.

“Estoy orgulloso de participar en este festejo de cierre de año y muy contento de que haya obras corales, porque la difusión coral es difícil. Que nos den este lugar es muy importante para la actividad", comentó Martí antes de subir a escena junto con los 57 jóvenes integrantes del coro, quienes ensayaron las últimas dos semanas para la ocasión. "Hay que seguir apostando a la cultura, que es lo que somos”, agregó el director del ICAB.

El concierto homenaje a los 50 años de la “Misa criolla” incluyó otros clásicos de Ramírez en la voz de Yamila Cafrune, y de la dupla conformada por Juan Quintero y Luna Monti.

“Que Facundo me haya convocado para este homenaje a su padre es el broche de oro del año. Además, es maravilloso que la gente pueda concurrir a este espectáculo de jerarquía. El pueblo merece esto y mucho más”, expresó Cafrune, quien desde hace años realiza un show con Ramírez.

“Allá lejos y hace tiempo”, "La tristecita”, Güemes, el guerrillero del norte” y “Juana Azurduy” fueron cuatro de los once temas que se escucharon luego.

“Estoy muy feliz de estar tocando esta obra inmortal de la música lationoamericana. También me parece fundamental que se hagan piezas de nuestro folklore”, sostuvo Luciani, quien se sumó a esta parte del espectáculo.

Antes de enfrentar el micrófono, el cantor de la noche, Claudio Sosa, confesó que si bien hace ocho años realiza la “Misa criolla”, cada actuación tiene un condimento nuevo: "Venimos con el impulso del Vaticano y eso nos genera mucha emoción. La ‘Misa’ es un puente no solo laboral, sino también para la música argentina", contó el artista.

Vidala, chacarera y carnavalito mediante, llegó la prometida “Misa criolla” en la voz dulce y precisa del sobrino de “La Negra”, para concluir una noche tan memorable como la música de Ramírez.