“El retorno de lo político: muerte, resurrección y desafíos de nuestro tiempo”

14 de junio de 2011

El tercer encuentro del ciclo se realizó el martes 14 de junio en la Casa Nacional del Bicentenario.

El martes 14 de junio se realizó el tercer encuentro del ciclo de filosofía y política Debates y Combates que organizó la Secretaría de Cultura de la Nación en la Casa del Bicentenario.

Bajo el título “El retorno de lo político: muerte, resurrección y desafíos de nuestro tiempo”, se escucharon los conceptos del secretario de Cultura de la Nación, Jorge Coscia; del filósofo Ernesto Laclau, y del psicoanalista Jorge Alemán. La presentación y moderación de la mesa estuvo a cargo de la subsecretaria de Gestión Cultural, Marcela Cardillo.

Coscia inició el debate agradeciendo las presencias de Laclau y Alemán a quienes definió como “hombres de dos mundos distintos que tienen una perspectiva privilegiada para el análisis de la realidad”. Sobre el tema de la mesa señaló que “la política no estaba muerta. El Kirchnerismo, por ejemplo, ha recuperado la política para el conjunto de la sociedad, y la ha recuperado en función de objetivos”.

El secretario de Cultura citó, a modo de ejemplo, lo que ocurre en España con los indignados. “Necesitan encontrar una expresión que canalice las necesidades de la sociedad, un hombre como Kirchner”. Asimismo, mencionó otra característica que la oposición le atribuye al Gobierno: “lo califican de conflictivo pero lo es porque asume los conflictos”. “La política ha retomado de la mano de un proyecto nacional y popular que está más vivo que nunca y encabeza la Presidenta de la Nación”, subrayó.

Ernesto Laclau habló sobre la historia intelectual del Siglo XX y explicó que “en la estructura del pensamiento marxista la política aparecía como un proceso derivado”. “El Marxismo decía que al principio de la historia había un antagonismo primitivo; y que había política siempre y cuando el antagonismo entre dos grupos fueran reconocidos”, dijo. 

El filósofo consideró que “la lucha entre el poder corporativo y popular va a ser la lucha central de la época". Y agregó: "el poder hegemónico de un grupo no siempre va a ser real y fundante”.

Jorge Alemán definió a la política como “una estructura que se expande y que no podemos medir”. Y agregó: “es en el discurso donde el sujeto puede encontrar su matriz constitutiva”. “Un acto político es separar el discurso de la técnica que maneja el capitalismo”, concluyó.