La Presidenta reabrió 18 salas en el Museo Nacional de Bellas Artes

22 de agosto de 2015

En el acto estuvieron Teresa Parodi; la directora del Museo, Marcela Cardillo; miembros del gabinete nacional y personalidades de la cultura

La presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, reinauguró el sábado 22 de agosto, dieciocho salas del primer y segundo pisos del Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA), donde se exhibe, en un total de 3.200 metros cuadrados remodelados, una cuidada selección de 320 obras de arte internacional y argentino del siglo XX, patrimonio de la institución.

La Presidenta estuvo acompañada por la ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi; la directora del MNBA, Marcela Cardillo; miembros del gabinete nacional, y hombres y mujeres de la cultura.

Antes del acto, la Presidenta recorrió los espacios remodelados junto con los artistas Marta Minujin, Sara Facio, Daniel Santoro y Adriana Minoliti, y algunos funcionarios.

Cristina Fernández explicó que “estas obras permitirán ampliar la capacidad de exhibición en un 78 por ciento” y agregó: "Nos sentimos muy contentos de haber contribuido en estos doce años a engrandecer la infraestructura de la cultura argentina”.

Las obras de restauración y remodelación realizadas en el museo demandaron una inversión total de 41.109.201,81 pesos, aportados por el Ministerio de Cultura de la Nación.

La superficie total intervenida fue de 13.112 metros cuadrados y abarcó el primer y segundo pisos del edificio de Av. del Libertador 1473, las terrazas y el subsuelo. Participaron de la refacción 168 obreros y 32 técnicos especializados.

La Presidenta también anunció la restitución de 4.000 piezas arqueológicas a Perú y otras 500 a Ecuador. Esas piezas se hallaban en casas particulares, locales y ferias de la Ciudad de Buenos Aires, o habían sido ingresadas ilegalmente al país.

"Es un honor y un placer estar restituyendo su patrimonio cultural a países como Ecuador y Perú, en un mundo que se ha caracterizado en arrebatar el patrimonio cultural a esos pueblos", dijo la jefa de Estado.

Estos objetos recuperados forman parte de un total de entre 15.000 y 20.000 restos arqueológicos, paleontológicos y paleobotánicos provenientes de América, Europa y Asia, entre los que hay piezas cerámicas que datan del año 3.500 antes de Cristo.

Las piezas se encontraban desde 2003 en custodia del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano. De este modo, la Argentina se convierte en el primer país de Sudamérica en restituir patrimonios a otros Estados hermanos

Al finalizar el acto, la primera mandataria bajó del estrado para saludar y conversar con el artista Gyula Kosice, que siguió el discurso desde primera fila junto a otros artistas.

También participaron de la ceremonia el gobernador bonaerense, Daniel Scioli; el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; el secretario General de la Presidencia, Eduardo de Pedro; el canciller Héctor Timerman; y los ministros de Economía, Axel Kicillof; de Educación, Alberto Sileoni; y de Salud, Daniel Gollan.

Asistieron también el titular de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde; el diputado nacional Andrés Larroque; el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro; el presidente del Instituto de Cultura bonaerense, Jorge Telerman, entre otros funcionarios y legisladores, además de artistas como el propio Kosice, Santoro, Minujín, Facio, Adriana Lestido y Rep.

Sobre la remodelación
En el primer piso, se habilitaron 16 salas de 2.845 metros cuadrados en conjunto, donde se exhiben unas 300 obras de arte del siglo XX, entre piezas del patrimonio argentino de la colección institucional y trabajos de artistas internacionales, expuestos en diálogo y en igualdad de condiciones, siguiendo el guión propuesto por el curador Roberto Amigo.

Además, se incorporaron en la primera planta un nuevo concepto de iluminación y un sistema integral de seguridad y de acondicionamiento térmico que siguen los estándares internacionales de museología.

“Una de las primeras tareas que encaramos desde el Ministerio de Cultura de la Nación fue concluir las demoradas obras en el primer piso del museo. Hubo que hacer una nueva licitación para instalar el sistema de aires acondicionados del primer piso, que quedó maravilloso”, explicó la ministra Teresa Parodi.

En el segundo piso, en tanto, se exponen en dos salas de 460 metros cuadrados obras de arte argentino de la década del 90, adquiridas por el museo para completar la colección. Las incorporaciones se realizaron con fondos públicos, por donaciones de artistas y coleccionistas, y a través de la Asociación de Amigos del MNBA.

Otra de las novedades es la inauguración del taller para actividades recreativas, de 50 metros cuadrados, donde ya se dictan clases temáticas y lúdicas para niños, jóvenes, personas con necesidades especiales, familias e instituciones educativas. Todas las actividades son gratuitas.

La fachada del edificio recuperó el color original elegido por el arquitecto Alejandro Bustillo en su intervención en la antigua Casa de Bombas de Recoleta, sede actual y definitiva del museo. La obra de la fachada se financió a través de un convenio de patrocinio firmado con las empresas Tersuave y Enas, sin costo alguno para el Estado nacional.