Se inauguró la nueva sala "San Martín de puño y letra" en el Museo Histórico Nacional

23 de agosto de 2013

Se amplió la muestra permanente sobre la figura del prócer y se sumó una proyección interactiva, entre otras novedades.

El viernes 23 de agosto, quedó inaugurada la nueva sala permanente "San Martín de puño y letra" en el Museo Histórico Nacional.

Del acto participaron el director nacional de Patrimonio y Museos, Alberto Petrina, en representación del secretario de Cultura de la Presidencia de la Nación, Jorge Coscia; la directora del Museo Histórico Nacional, Araceli Bellotta; y el presidente del Instituto Sanmartiniano, Eduardo García Caffi.

Petrina explicó la importancia del nuevo guión museográfico: "Esta exposición es histórica y el sentido que se le dio se basa en la resignificación de la figura del Libertador, revalorizando su rol de estadista. En esta muestra, San Martín habla sin intermediarios. En ella, se pone a consideración del público el pensamiento del Padre de la Patria".

Por su parte, Bellota sostuvo que "este es un día importante porque es la primera exposición permanente que inauguramos en esta gestión". "Comenzamos por la sala San Martín porque es el patrono de este lugar y, además, porque el museo cuenta con la mayor cantidad de piezas originales del padre de la patria", sostuvo.

El nuevo espacio es una ampliación de la muestra permanente que se venía exponiendo, conformada por la réplica del portón de la casa de Boulogne Sur Mer, en donde vivió y murió el Libertador, y su habitación con todo el mobiliario original, a los que se sumará una pantalla táctil con citas de su autoría y una proyección de San Martín interactiva que dialogará con el público.

Además, entre la gran cantidad de objetos que se exhiben, se destacan óleos emblemáticos como la "Revista de Rancagua", de Juan Manuel Blanes; "El abrazo de Maipú", de Pedro Subercaseaux; "El paso de los Andes", de Augusto Ballerini, y "El Abrazo de Yatasto", también de Ballerini.

También se exponen sus condecoraciones militares por su participación en las batallas de Baylen, Chacabuco y Maipú; varias banderas tomadas al ejército español en Pasco y Lima, y distintas vestimentas: su capa-poncho, la faja militar del ejército chileno y el frac, las charreteras, el cinturón y la banda del uniforme que vistió como Protector del Perú.

Por otra parte, pueden apreciarse algunas armas, como el sable de soldado del Regimiento de Granaderos a Caballo, sus pistolas y la espada de honor obsequiada por el Cabildo de Buenos Aires al General Miguel Estanislao Soler, por su actuación en la batalla de Chacabuco. Tambiénj enseres domésticos, tales como el catre cofre de campaña, la frazada, el catalejo, la escribanía, el tintero, el vaso de vidrio, el plato de porcelana y los cubiertos de plata que pertenecieron al general San Martín.

El Museo Histórico Nacional está ubicado en Defensa 1600, Ciudad de Buenos Aires. Puede visitarse de miércoles a domingo y feriados de 11 a 18, con entrada libre y gratuita.