El libro argentino piensa una agenda común de trabajo

18 de diciembre de 2014

Así fue definido en una reunión entre la directora nacional de Industrias Culturales y representantes de la industria editorial

El martes 16 de diciembre empresas, asociaciones, editores y entidades educativas vinculadas a la industria editorial se reunieron con la directora nacional de Industrias Culturales, Natalia Calcagno, para establecer de forma colectiva políticas de fomento en todo el país y definir la participación del sector en el Mercado de Industrias Culturales Argentinas (MICA) 2015. 

“Para gestionar bien, hay que saber escuchar. En vistas a ordenar y clarificar las cosas, es imprescindible institucionalizar el diálogo entre el Ministerio y las organizaciones del sector”, explicó Calcagno sobre el objetivo del encuentro, celebrado el martes 16 en la Casa Nacional del Bicentenario. 

Las asociaciones de la industria estuvieron representadas por el presidente de la Cámara Argentina del Libro (CAL), Isaac Rubinzal; el vicepresidente de la Cámara Argentina de Publicaciones (CAP), Héctor Di Marco; y los gerentes de la CAP Carlos Arias y Diana Segovia. 

Calcagno también se refirió a las iniciativas destinadas a fomentar la industria: “No somos el único ente del Estado que lleva adelante una política para el sector. Por eso, nuestro rol es de articulador con las políticas públicas de otros organismos”. En este sentido, la directora nacional agregó: “Armamos la Mesa Sectorial de Industrias Culturales, donde identificamos cuáles son esas líneas de apoyo que el Estado Nacional tiene y desarrollamos medios para que estén al alcance del sector”. 

También participaron del encuentro Juan Manuel Pampín (Corregidor), Guido Indij (Interzona), Ana María “Kuki” Miller (Ediciones de la Flor), Ana María Cabanellas (Heliasta/Centro de Administración de Derechos Reprográficos-CADRA), María Fernanda Maquieira (Santillana), Alejandro Archain (Fondo de Cultura Económica), Fabián Narvaja (Colihue), Daniel Verón (Editorial de la Universidad de San Martín) y Darío Stukalsky (vicepresidente de REUN/Editorial de la Universidad de Sarmiento), Pico Manfredi (Leviatán), Graciela Rosemberg (Lugar editorial), Gabriela Tenner (Lenguaje Claro Editora), Sebastián Helou (Albatros), “Coco” Manukian (Ciccus), Héctor Dinsmann (La Araucaria) y Gabriel Waldhuter (Distribuidora Waldhuter/Fundación El Libro) 

La funcionaria se refirió, además, a las problemáticas que atraviesa la producción cultural y sostuvo: “Si bien la concentración económica nunca es buena, es especialmente perniciosa en la cultura. Por eso, es deber del Estado asegurar la diversidad. Debemos apoyar y acompañar a las pymes culturales, el núcleo que asegura esta diversidad”. 

Junto con Calcagno, asistieron por el Ministerio de Cultura el coordinador general de la Dirección Nacional de Industrias Culturales, Martín Rosetti; la coordinadora del sector editorial, Verónica Riera; el coordinador de Asuntos Internacionales, Juan Manuel Zanabria; y el coordinador de la Cuenta Satélite de Cultura, del Sistema de Información Cultural de la Argentina (SInCA), Gerardo Sánchez.