“El cuerpo del espectador siente lo que pasa en el cuerpo del bailarín”

30 de mayo de 2016 Danza

El coreógrafo francés Pierrick Malebranche presenta Materiales, su nueva propuesta junto a la Compañía Nacional de Danza Contemporánea.

Los primeros pasos de Pierrick Malebranche en el arte fueron en las escuelas de circo de Annie Fratellini y de mimo de Marcel Marceau. “Cuando era adolescente me interesaba más el cine, pero cuando descubrí el circo y la danza, el trabajo físico, me gustó más eso. La escuela de Marcel Marceu era multidisciplinaria: trabajábamos la danza, el teatro y la acrobacia”. En ese entonces, Malebranche tenía que combinar su incipiente carrera artística con su profesión de pedagogo, que lo hacía viajar por el mundo -desde Francia hasta Cuba, pasando por Palestina, Noruega, Colombia y Argentina- para dictar talleres.

El reconocido mimo Marcel Marceu fue una persona importante en el desarrollo de la carrera del coreógrafo. No sólo fue su primer gran maestro, sino que también lo acercó a una de sus primeras experiencias profesionales. “En 1993, Marcel quiso armar una compañía y convocó a casi toda mi promoción, los egresados de 1992. Tuvimos una programación de cinco semanas en París. Fue ahí cuando descubrí lo que era actuar cada día, ir al teatro, prepararse y sentir la sala, hasta que eso se convierta en algo cotidiano”.

La danza, su lugar

Pierrick dejó la compañía de Marcel Marceu cuando la danza contemporánea se cruzó en su camino. Durante diez años, trabajó como intérprete en el grupo L`échappée de Frederic Lescure. “Frederic es un bailarín que aprovechó la ola de la danza contemporánea en los 80 en Francia, en la que el gobierno dio un impulso grande al desarrollo cultural. Creó su propia compañía, armó una especie de laboratorio, en el que empecé yo, y después me propuso entrar en la compañía”, recuerda. Enseguida, la danza contemporánea se convirtió para él en un lugar de pertenencia y experimentación: “Elegí la danza para transmitir porque el teatro me gusta mucho como público pero, como intérprete, la idea que tengo es de una entrega más física. Lo encontré en la danza y, más concretamente, en la danza contemporánea, dónde hay una liberación del cuerpo. El cuerpo del espectador siente lo que pasa en el cuerpo del bailarín, hay una comunicación de cuerpo a cuerpo. Podemos contar cosas, a veces un poco surrealistas, no estamos aferrados a un texto, hay un trabajo parecido al montaje cinematográfico”, dice.

Desde hace cinco años, Pierrick dejó atrás Francia y el desarrollo de su carrera continúa en Argentina. “En Francia estaba casado con una argentina y tuvimos un hijo. Cuando nos separamos, ella volvió acá. Decidí venir para estar con mi hijo y me instalé en Mar del Plata. Comencé dictando talleres ahí, en Córdoba y en Buenos Aires e hice un par de obras, como La forma del mundo y Mandarinas Negras, además de producciones en el Teatro Auditórium de Mar del Plata, con actores locales, para las vacaciones de invierno y verano”, explica. 

Materiales, su nuevo proyecto

Gracias a los talleres que Pierrick dictó en Buenos Aires, se produjo su primer acercamiento con la Compañía Nacional de Danza Contemporánea y, en marzo de 2015, surgió la propuesta que desembocó en Materiales, el proyecto que lo tiene ocupado hoy. “En el taller se trabajó con materiales, entendiendo al material como partenaire del bailarín, del intérprete. Todo gira alrededor del material, que tiene su propia dinámica. La base está en el encuentro, el diálogo, el enfrentamiento con el material, en generar una escritura escénica. También fue importante el hecho de trabajar en la sala Williams, un espacio escénico que tiene una esencia muy fuerte. Era la ex Biblioteca Nacional y tenemos alrededor todos estantes vacíos, eso es muy fuerte. La Biblioteca es un lugar de memoria y acá es una memoria vacía. El trabajo con materiales nos lleva a asociaciones de ideas propias y es el punto donde todas las cosas se encontraron y el trabajo se armó alrededor de eso”, explica acerca de la propuesta.

Materiales se presentará los días 1, 2, 8, 9, 15, 16, 22, 23, 29 y 30 de junio a las 20:30 en el Centro Nacional de la Música (México 564, CABA), con entrada gratuita.

Fotografías: Mauro Rico