“El Centro Cultural Kirchner es un gesto redistributivo de acceso a la cultura”

21 de mayo de 2015

Como parte de los festejos de la Semana de Mayo, la presidenta de la Nación encabezó el acto de apertura del histórico Palacio de Correos

La presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, encabezó el jueves 21 de mayo la puesta en funcionamiento del Centro Cultural Kirchner (CCK), ubicado en el histórico Palacio de Correos de la Ciudad de Buenos Aires, que, a partir de ahora, según afirmó, “es la casa de los trabajadores de la cultura”.

“Estamos poniendo en marcha el centro cultural más importante de Latinoamérica”, manifestó la primera mandataria durante su discurso, en el que se encontraba acompañada por la ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi, y el ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Julio De Vido.

La obra –destacó la presidenta– es una de esas inversiones que “si no las hace el Estado, no la hace nadie”.

A la ceremonia de apertura asistieron distintos funcionarios del Gobierno Nacional, miembros de organismos de derechos humanos, artistas de diversas disciplinas y numerosas personalidades de la cultura.

Cristina Fernández de Kirchner también recorrió las instalaciones del edificio refuncionalizado, que tiene más de 110.000 metros cuadrados, y donde se destacan espacios como La Ballena Azul –un moderno auditorio para 1750 espectadores–, la Plaza Seca, La Gran Lámpara, la Sala Eva Perón y La Cúpula.

La presidenta remarcó que “el auge de la cultura tiene que ver con el auge económico, porque cuando la Argentina explotó, la única cultura que quedó era la del truque y la del sobrevivir”. Y agregó: “No siempre cuando se crece económicamente, crece la cultura. Se puede crecer en lo económico y no prestar atención a la cultura. Pero éste es un proyecto de inclusión y un gesto redistributivo de acceso a la cultura”.

La mandataria recordó que la puesta en marcha de un centro cultural en el viejo edificio del Correo Central era “un viejo sueño” del expresidente Néstor Kirchner, para quien “el correo no solamente era una obra cultural”. “Formaba parte de su infancia. Su padre, trabajador del correo, empezó siendo cartero y terminó como tesorero del correo de Río Gallegos”, recordó.

Uno de los cientos de invitados al acto fue el presidente de Aerolíneas Argentinas y precandidato a jefe de Gobierno porteño, Mariano Recalde, quien opinó que el CCK “es un símbolo de lo que ha venido construyendo el kirchnerismo, una gran obra que va a quedar para el futuro, para las próximas generaciones, y que el pueblo se tiene que apropiar para que no se privatice, para que se mantenga y para que siga creciendo”.

La titular de las Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, aseguró: “¡Qué obra que está dejando esta mujer! Quienes no lo reconocen, quienes no pueden ver que este lugar es maravilloso, es porque no son argentinos, así que estoy disfrutando un momento de alegría”.

También participó del acto el presidente de ANSES, Diego Bossio, quien señaló: "Es un orgullo formar parte de un proyecto político que lidera la presidenta de la Nación, y que se ha ocupado de la inclusión, del desarrollo, de la industria, y fundamentalmente se ha ocupado de la cultura. Y la verdad que una obra de estas dimensiones profundiza nuestra capacidad cultural y nuestro talento".

"Este centro cultural es parte de ese proyecto que el año pasado generó las condiciones para la creación del Ministerio de Cultura. Tiene que ver con una decisión política, tiene que ver con estos 12 años, con establecer una nueva visión sobre el Estado, sobre su rol en relación a la sociedad, y una gran reivindicación de lo público como ámbito de la democratización de la vida para todos", destacó el secretario de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional del Ministerio de Cultura, Ricardo Forster, quien estuvo presente junto a otros funcionarios del organismo.

La actriz Andrea del Boca, por su parte, manifestó: "Es un orgullo y una gran emoción que este edificio histórico, bellísimo, haya sido destinado para la cultura. Esto tiene que ver con el crecimiento de un pueblo. A través de la cultura uno puede abrir la mente y el corazón, puede dejar que el resto del mundo conozca quiénes somos. Entonces creo que hoy es un momento histórico y que a lo largo de los años se verán sus frutos".

Otro de los presentes en la ceremonia fue el músico Pedro Aznar, quien opinó: “Este centro cultural es un orgullo para todos los argentinos porque está a la altura de los mayores centros culturales del mundo. Y que sea de acceso libre y gratuito es algo importantísimo, porque se van a dar aquí hechos culturales extraordinarios, y que todo el mundo tenga acceso a ellos es una manera de democratizar la cultura”.