"Doble Cruce del Río de la Plata"

27 de septiembre de 2013

El sábado 16 de noviembre, partirá un avión desde el Aeropuerto de Morón que rememorará el célebre vuelo realizado por Jorge Newbery.

La Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación, a través del Instituto Nacional Newberiano, informa que el sábado 16 de noviembre a las 9, desde el Aeropuerto de Morón de la provincia de Buenos Aires, partirá un avión que rememorará el célebre vuelo del "Doble Cruce del Río de la Plata", realizado por el ingeniero y aviador Jorge Alejandro Newbery.

Esta fecha y las tareas previas se acordaron en la primera reunión preparatoria que se llevó a cabo en el Instituto Nacional Newberiano, encabezada por el presidente del Instituto, Salvador Roberto Martínez. La segunda reunión tendrá lugar el viernes 25 de octubre a las 11, en el mismo organismo.

Desde los comienzos de la aviación y especialmente a partir de 1910, atravesar el Río de la Plata en aeroplano se constituyó en la prueba más apasionante para los precursores de esta actividad. Jorge Newbery era uno de ellos. Su figura en aquellos años ya lograba trascendencia mundial por sus demostraciones en globos aerostáticos y aeroplanos. Había realizado en solo 3 años unas 40 ascensiones en globo y poseía el récord sudamericano de altura y de distancia.

El 24 de noviembre de 1912, el Padre de la Aeronáutica Argentina toda, se trasladó a la recién fundada Escuela Militar de Aviación, en Palomar. Alistó al monoplano "Bleriot XI" bautizado "Centenario" y a las 06:30 decoló para dirigirse hacia el Río de la Plata, pasando al norte del pueblo de San Isidro a 1.300 metros de altura y poniendo rumbo a la República Oriental del Uruguay.

El vuelo de Newbery recorrió serenamente una distancia de 70 kilómetros (52 km. de ellos realizados sobre el agua), a una velocidad promedio de 114 km. por hora, hasta divisar el casco de la estancia de Anchorena cercano a la costa uruguaya. Luego de un largo planeo y dos pasadas a baja altura para reconocer el terreno, efectuó el aterrizaje ante el júbilo y admiración de los presentes. Habían transcurrido 37 minutos desde que partiera desde "El Palomar".

Posteriormente inició el regreso con el "Bleriot XI". Un fuerte viento de frente lo obligó a volar a una altura de 800 metros y disminuir la velocidad a 79 km. por hora. Ingresó a Buenos Aires por la zona de Belgrano, para aterrizar finalmente en “El Palomar", luego de 53 minutos netos de vuelo, donde lo aguardaban amigos y periodistas

Como muestra de hermandad Aeronáutica Rioplatense, cada año se traslada una Copa de Bronce, el Metal de los Héroes, al decir de Leopolodo Lugones, siendo depositario respectivamente el Instituto Nacional Newberiano y la Academia de Historia Aeronáutica del Uruguay, según corresponda al traslado pertinente. Esta ceremonia se viene realizando desde el año de 1975 y la Copa quedará por un año en custodia en la República Oriental del Uruguay.