Debates sobre integración latinoamericana en el Congreso Argentino de Cultura

30 de mayo de 2013

El jueves 30 de mayo se llevó a cabo una de las mesas de exposiciones que componen el eje temático "Integración Latinoamericana".

Como parte de las actividades del Cuarto Congreso Argentino de Cultura, se llevó a cabo el jueves 30 de mayo por la mañana una de las mesas de exposiciones y experiencias que componen el eje temático "Integración Latinoamericana", en la que participaron los militantes y pensadores Pierre Carpentier (Guayana), Ismael González (Cuba), Mariano Saravia (Córdoba), Francisco Senegaglia (Entre Ríos) y Diego Ashur Mas (Salta).

El debate, que contó con la moderación de Víctor Ramos, giró en torno a la soberanía cultural latinoamericana y la integración de la región, con especial énfasis en las instituciones, los recursos, las políticas y los programas de acción que juegan un rol preponderante en las luchas por los procesos independentistas de Islas Malvinas, la Guayana y otros enclaves coloniales en América Latina.

El militante y poeta político guayanés Pierre Carpentier, comisario de Relaciones Internacionales del Movimiento de Descolonización y de Emancipación Social (MDES) de la Guayana e integrante del Institut du Tout-Monde, fundado en 2007 por el poeta caribeño Edouard Glissant en París, expresó el “honor de haber sido invitados a participar de este Congreso” y presentó un breve repaso por la historia social y política del territorio colonizado por Francia en el siglo XVI y una génesis del Partido que integra, “de inspiración obrera, para la liberación política y territorial de nuestro país”. “Estamos presentes con nuestro pueblo en todas las luchas sociales y políticas: por las tierras, la salud, la cultura, el genocidio”.

Ismael González, coordinador del proyecto cultural Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, director de Fondo Cultura, miembro fundador de la Sociedad Cubana de Psicología y ex presidente nacional de la Federación Estudiantil Universitaria de Cuba, subrayó el rol de la cultura como “herencia y protagonista de los procesos de unidad en Latinoamérica”.

“No puedo dejar de notar que mis primeras referencias del Chaco fueron asociadas a páginas muy dolorosas de la historia común latinoamericana, que no debemos olvidar en esta construcción de la Patria Grande, porque revela la capacidad de las potencias externas de socavar la unidad de pueblos hermanos”, introdujo. Y agregó: “Asimismo debemos reivindicar la superación de ese período de desunión y conflicto, como resultado de las acciones que países como Venezuela y Argentina, en los últimos diez años, han levantado. Tenemos la satisfacción de constatar que las ideas de integración no dejan de ser nuestra gran utopía, pero viven hoy. Es un orgullo para nuestra América contar con el proceso democrático actual que vive esta Nación y con el coraje de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner”.

“Hoy el mundo se ha configurado en bloques y el Estado-Nación es una instancia relativamente endeble para encarar los grandes retos de la humanidad. En este marco, asistimos a una comunidad de Estados latinoamericanos y del Caribe, y de esquemas como el Mercosur, el ALBA, la Unasur que son síntomas de que estamos andando por un camino cierto y podemos tener esperanzas de contar con una Patria Grande que se aliste para los grandes temas culturales, políticos, económicos e incluso bélicos de la agenda internacional”.

En relación con la urgencia por los territorios libres y soberanos de Latinoamérica, y del caso de las Islas Malvinas en particular, afirmó: “El ejercicio y reivindicación de soberanía sobre las Islas Malvinas que viene dando la Argentina es un ejemplo de inteligencia, consecuencia y, sobre todo, valentía, y América Latina y el Caribe aplaude, reconoce y apoya”.

Mariano Saravia, periodista y autor de numerosos libros de política internacional, derechos humanos y genocidios, sostuvo: “Es un acto de mucha valentía que el Estado argentino genere este tipo de debates, en el que está incluida la urgencia de soberanía de la Guayana y la denuncia a Francia de potencia colonial. Es fundamental que empecemos a tomar conciencia y que entre los pueblos luchemos contra una de las estrategias coloniales que es dividirnos, y podamos unirnos en una misma Nación”. Y explicó: “Malvinas y Guayana son bases de la OTAN, territorios sumamente militarizados. El principal objetivo para mantener la colonia de Guayana es la base espacial. Esto constituye una afrenta intolerable para nosotros”.

Saravia repasó los procesos históricos de los gobiernos populares en Latinoamérica, citando algunos pasajes de Historia de la Nación Latinoamericana, de Jorge Abelardo Ramos, y afirmó que “por primera vez se han juntado presidentes que caminan para el lado del pueblo. Latinoamérica hoy es el único lugar del mundo donde se está discutiendo de esta manera sobre política, integración e ideología”.

Francisco Senegaglia, psicoanalista, ensayista, productor de cine y escritor de novelas como Los Artigas, por otra parte, consideró “fundamental construir juntos alternativas para sentirnos cada vez más juntos, más enraizados en la Patria Grande”. Y concluyó: “En la medida en la que respondemos históricamente dando cuenta de una identidad aprehendida, por una historia que nos contaron y nos tergiversaron, estamos malversando nuestra identidad y nos enfrentamos a una colonización cultural. La única alternativa es la revolución cultural y de la conciencia: intervenir la historia para construir la identidad y una memoria colectiva. No hay pueblo si no hay masa crítica”, En base a esto, compartió algunas de las políticas de Estado actuales de la provincia de Entre Ríos, que buscan experiencias alternativas para una reescritura de la historia.

Por último, el historiador y director General de Patrimonio Cultural de la Provincia de Salta, Diego Ashur Mas, expuso objetivos y características del programa Qhapaq ñan (Sistema vial andino), que llevan adelante Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y Argentina, países asociados a la que fue la más grande red vial precolombina, y que se propone un camino de integración a partir de la historia de los pueblos originarios en Latinoamérica. Del proyecto, que promueve la integración de los valores culturales compartidos con otros países a partir del reconocimiento de las identidades regionales, la preservación y jerarquización del patrimonio natural y cultural, e incentiva la participación comunitaria en la preservación y conservación de los tramos de camino, participan las provincias de Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja, San Juan y Mendoza.

Bajo el lema "Políticas para el desarrollo local y regional en el nuevo milenio. Hacia una soberanía cultural de la Patria Grande", y organizado por la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación, el Instituto de Cultural de Chaco, el Consejo Federal de Inversiones (CFI) y el Consejo Federal de Cultura (CFC), el Cuatro Congreso Argentino de Cultura propone mesas de debates, conferencias y talleres de los que surgirán lineamientos para establecer, consolidar y profundizar políticas culturales de cara al futuro.