Debates Culturales Federales en Córdoba

10 de octubre de 2012

El 5 y 6 de octubre se llevó a cabo la 1era edición del ciclo.

Bajo el lema “Cultura, Patrimonio y Medios”, el 5 y 6 de octubre se llevó a cabo la primera edición de los Debates Culturales Federales, en Carlos Paz, provincia de Córdoba.

Actores del campo del periodismo, las ciencias sociales y jurídicas, las artes, las organizaciones sociales y los medios de comunicación compartieron sus experiencias y puntos de vista con el fin de incentivar la práctica ciudadana del diálogo político– cultural.

“Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Retos y desafíos en la democratización y la federalización de la palabra y la información” fue el título del los debates de la primera jornada que contó con las disertaciones de Hernán Brienza, Sergio Tagle, Max De Lupi, Guido Dreizik, Orestes Lucero, Claudia Ardini, Christian Metrebian, Nahum Mirad, Raúl Olcelli, Alexis Oliva e Iván Ghi. Los participantes debatieron acerca de los aspectos que hacen a una verdadera democratización de la información y las implicancias económicas, sociales y geográficas que la nueva ley de medios conlleva. Así mismo, motivaron la reflexión sobre las pujas ideológicas de nuestra nación: ¿Qué significa “federalizar” el acceso a la palabra? ¿Desde dónde y hacia dónde fluye la información? ¿Cómo se logra una televisión en la cual cada territorio de nuestro país sea capaz de producir y consumir la información que le es relevante y necesaria, frente al centralismo informativo de la Capital Federal?

Al respecto, Hernán Brienza sostuvo que “La regionalización en la información muchas veces se deforma en una visión aldeana, y no federal. Una aldea dominante impone su agenda a otras aldeas menores, y la respuesta más rápida es intentar imponer otro aldeanismo. El 'porteñismo' es lo mismo que el 'cordobesismo'. Para construir un verdadero concepto de federalismo no debemos olvidar el componente de solidaridad, de mancomunión que éste debe tener. Por eso no importa tanto tratar el problema como una cuestión de centralismo, lo que importa es desentrañar la clave ideológica que se utiliza para imponer una determinada agenda”.

“Pareciera que cuando aparece alguien talentoso, sólo le queda irse a Buenos Aires”, sostuvo Max De Lupi, al tiempo que decía que “el problema del centralismo es el de la concentración de capitales. Lo que hay que discutir y descentralizar es dónde está el dinero; y este es un problema del capitalismo, no de la Ley de Medios. En Córdoba no se puede subsistir sin la pauta oficial, y mientras el estado siga manejando feudalmente la pauta, será difícil cambiar algo. Nuestro desafío es hacer productos competitivos, explotar otras industrias culturales, sólo así estaremos haciendo un país más federal”, dijo.

La segunda jornada de trabajo, desarrollada alrededor del eje “Ley de protección del Patrimonio Arqueológico y Paleontológico. Su praxis en la construcción de la memoria y experiencias interactivas con la comunidad. El caso Ambato”, contó con las disertaciones de Florencia Kusch, Carlos Gonella, Alfonso Uribe, Eduardo Garbino Guerra y María Luisa Quirno y la coordinación de Alejandro Bovo Theiler.

Los participantes brindaron un recorrido por los aspectos ideológicos y legislativos que marcaron nuestras políticas patrimoniales culturales a lo largo de la historia, y su correlato en la construcción de nuestra identidad nacional. El caso particular del Museo Ambato en La Falda, Córdoba, que en el año 2008 fue víctima del robo de numerosas piezas de origen precolombino, fue relatado como un ejemplo de la importancia de la vigencia de las leyes de protección del patrimonio cultural; pero también como un ejemplo del poder de los emprendimientos comunitarios y autogestivos, ya que el Museo ha sido recuperado por la Asociación Civil Amigos de Museo Ambato, conformada por vecinos que se han autoconvocado y asociado para tal fin y han solicitado el apoyo de la Secretaría de Cultura de la Nación.

“Lo folklórico, lo aborígen, tienen que ver con esa gran polémica que dividió y divide a esta sociedad argentina, la polémica de “Civilización y Barbarie”. Tiene que ver con la constitución de la modernidad en estas tierras, con cómo se constituyó una nación a imagen y semejanza de estados europeos”, dijo Eduardo Garbino Guerra, de la Asociación Civil Amigos del Museo Ambato.

La antropóloga Florencia Kusch hizo hincapié en la necesidad de llevar a cabo una arqueología, una valoración de los objetos del pasado que tenga en cuenta el significado social, cotidiano y dinámico que estos objetos tuvieron en su producción y uso en el seno de la vida comunitaria; pero sin perder de vista que el pasado es un elemento dinámico dentro de nuestra sociedad actual.