Cultura, música y arte en la Bienal del Fin del Mundo de Mar del Plata

29 de diciembre de 2014

El encuentro, que se realiza hasta el 22 de febrero, propone crear ámbitos interdisciplinarios de reflexión en temas culturales y ecológicos

La 4.º edición de la Bienal del Fin del Mundo se largó en Mar del Plata, donde, por primera vez, la actividad musical tiene su espacio en el Festival Suenasur, curado por el Instituto Nacional de la Música (INAMU), que organiza conciertos, intervenciones urbanas, trabajos de creación grupal transdisciplinaria, debates y talleres de entrada libre y gratuita.

El encuentro, que cuenta con el apoyo de los ministerios de Cultura y de Desarrollo Social de la Nación, y de la Municipalidad de General Pueyrredón, propone, hasta el 22 de febrero, generar ámbitos interdisciplinarios de reflexión en temas culturales y ecológicos.

Con este fin, en diez sitios de la ciudad costera se despliegan muestras de arte, conciertos, trabajos de creación colectiva, charlas y talleres pedagógicos con artistas de todas las regiones del país y de varios lugares del mundo.

La bienal comenzó el viernes 12 de diciembre con la presentación de la Orquesta de Instrumentos Autóctonos y Nuevas Tecnologías de la Universidad Nacional de Tres de Febrero, cuya apuesta artística es otorgar igual relevancia a los instrumentos nativos de América y a los heredados de la tradición europea o los desarrollados por la tecnología digital.

La ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi, envió un saludo grabado para la apertura, realizada en el Teatro Colón, de la que también participaron los curadores de música, Nélida Saporiti, y de plástica, el italiano Massimo Scaringella, junto con Diego Boris y Celsa Mel Gowland, por el INAMU, y el intendente local, Gustavo Pulti.

Un debate sobre estrategias de formación de audiencias para visibilizar la diversidad musical del país fue la primera actividad programada por el INAMU, que tuvo lugar en la Biblioteca Osvaldo Soriano. Allí disertaron el periodista de música y crítico Diego Fischerman; el musicólogo Pablo Kohan, director de Radio Nacional Clásica; el titular del Centro Cultural Julio Le Parc, de Mendoza, Máximiliano Uceda, y el coordinador de Programas de Fomento del Ministerio de Cultura de la Nación, Pablo Montiel.

Una flota de Fiat 600 de colección dieron el marco a otra de las propuestas artísticas en agenda: “Voces y bocinas”, una performance participativa para autos en la vía pública, que congregó durante un atardecer en el Torreón del Monje a once músicos y performers marplatenses, dirigidos por Martín Virgili, quienes estrenaron en el país “Motor Vehicle Sun Down”. Esta pieza de George Brecht propone reflexionar sobre la contaminación sonora provocada por los autos y atascos en las grandes ciudades de la actualidad.

La renovación del jazz y del tango quedó plasmada en dos conciertos de “Música Popular Innovadora”, que protagonizaron Raffo Cuarteto y Schissi Quinteto en el Teatro Diagonal.

Juan “Pollo” Raffo se presentó junto con Marcela Galván Alberti, Tomás Pagano y Tomás Babjaczuk, mientras que el grupo de Diego Schissi formó con Guillermo Rubino, Santiago Segret, Ismael Grossman y Juan Pablo Navarro.