Cultura jerarquiza el trabajo en las villas

25 de agosto de 2014

El Ministerio de Cultura de la Nación asevera, además, que no hubo recortes presupuestarios en relación con las actividades socioculturales.

El Ministerio de Cultura de la Nación reafirma su política en pos de potenciar el trabajo en las villas y asevera que no hubo recortes presupuestarios en relación con las actividades socioculturales desarrolladas en la Villa 21/24, como se ha informado a través de algunos medios de comunicación.

Por el contrario, la Casa de la Cultura Villa 21 Barracas cuenta hoy con una más amplia programación de espectáculos para niños y adultos, más exposiciones artísticas y más talleres culturales.

En referencia a los trabajadores de la Casa de la Villa 21/24, este Ministerio ha puesto al día y regularizado todos los sueldos de las personas contratadas que desempeñan tareas en esta dependencia (directora, talleristas, coordinadores, personal administrativo, personal de ambulancia, responsables de áreas y actividades, etcétera).

Sobre el personal de limpieza, este Ministerio, a través de sus funcionarios, ha llevado adelante reuniones con las autoridades y socios de la Cooperativa Renacer Solidario –que presta ese servicio en la Casa de la Cultura–, a fin de regularizar la situación contractual y adaptarla de manera correcta a esta nueva etapa, garantizando cada uno de los puestos de trabajo existentes.

Respecto de la Villa 31, funcionarios de esta cartera mantienen reuniones continuas con las organizaciones sociales y políticas vinculadas a las políticas culturales, en el marco de la Interministerial que allí funciona y nuclea a los organismos del Estado Nacional, con el fin de continuar, ampliar y profundizar las acciones realizadas.

La política cultural en las villas y zonas vulnerables es una prioridad de la gestión que conduce la ministra Teresa Parodi.

Y una acción concreta en esta línea fue la creación de la Subsecretaría de Promoción de Derechos Culturales y Participación Popular, cuya principal misión es tomar la experiencia de la Casa de la Cultura en la Villa 21 para consolidar la cultura popular en todas las villas de la ciudad, de la provincia de Buenos Aires y del país.

Como dijo Néstor Kirchner, "por mandato popular, por comprensión histórica y por decisión política, esta es la oportunidad de la transformación, del cambio cultural y moral que demanda la hora. Cambio es el nombre del futuro".