Cultura, en la fiesta popular de la democracia

13 de diciembre de 2014

Miles de personas se dieron cita en Plaza de Mayo para celebrar los 31 años de democracia

“Argentina festeja en la Plaza” fue el lema que esta tarde, a pesar de la lluvia, convocó desde las 14 a decenas de miles de personas a la Plaza de Mayo para celebrar los 31 años transcurridos desde la recuperación de la democracia y escuchar el discurso que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner pronunció en el Salón Mujeres Argentinas del Bicentenario, de la Casa de Gobierno.

“La democracia no se suspende por mal tiempo”, bromeó la presidenta al tomar la palabra. “Hoy podemos decir que este proyecto político que nació el 25 de mayo de 2003 ha comenzado a construir la noción de igualdad en la Argentina”, sostuvo la primera mandataria al repasar los logros e hitos de 11 años y 7 meses de gestión.

“Hemos podido construir la participación de la juventud en la política y esto es un valor”, destacó, entre otros temas, la presidenta, quien estuvo acompañada por su Gabinete de ministros, entre los que se encontraba la titular de Cultura, Teresa Parodi.

“Les pido que tengan amor a la patria, porque con ese amor el pueblo es invencible”, cerró Cristina su discurso. “Esta es la plaza del amor, del aguante, de la democracia, de todos los argentinos”, expresó luego al saludar a la multitud reunida frente a la Casa Rosada.

La fiesta patria popular, organizada por la Presidencia de la Nación, comenzó con actividades al aire libre y recitales gratuitos, transmitidos por la Televisión Pública desde las 16, en directo y para todo el país.

El Ministerio de Cultura de la Nación había programado un espectáculo musical con más de 30 artistas y grupos de todos los géneros y de distintas partes de la Argentina para animar este encuentro por la democracia y los derechos humanos.

Sin embargo, los recitales tuvieron que suspenderse cerca de las 18 por el mal tiempo.

Palo Pandolfo hizo una sentida interpretación de “Los dinosaurios”, con Ignacio Montoya Carlotto al piano, para dar paso al discurso presidencial.

“Cantar con el nieto de Estela, después de tantos años de trabajar con ella, para mí fue el hecho político por excelencia de mi vida”, manifestó Pandolfo. “Fue un momento muy emotivo. Es una jornada hermosa, lástima que se vio un poco empañada por la lluvia que impidió que se desarrollara el concierto que estaba programado: 31 canciones escritas en tiempo de democracia”, expresó Montoya Carlotto.

Milo Moya, quien realizó un set junto a Villa Diamante y Pato Smink, opinó: "Es muy importante estar aquí y tiene toda una carga emotiva ser parte de esta fiesta. Represento a una cultura que se acerca al underground, me gusta que seamos la semilla de un gran árbol".

La Yegros fue otra de los artistas que alcanzaron a subirse al imponente escenario montado frente a la Casa Rosada, sobre la calle Balcarce. "Estar hoy aquí es una manera de mantener nuestra historia; me parece muy bien que se haga este tipo de encuentros", sostuvo la cantante y compositora.

Javier Malosetti, quien no llegó a tocar frente al público, afirmó: "El de hoy es un día impresionante por varias razones pero, en particular, por el arte y por la música, que es lo que más me gusta". "Soy algo mayor y vi cómo perdíamos la democracia y, felizmente, hace treinta y un años pudimos recuperarla", agregó.

La Asombrosa Banda de Zamba, la compañía de teatro infantil La Colmena del Sur, Matasiete, Rimando Entreversos -agrupación ganadora del certamen federal de bandas juveniles “Maravillosa Música”- y El Remolón también pudieron hacer sus presentaciones antes del temporal.

"Somos hijos de la democracia y es muy importante para nosotros venir a poner nuestra voz, es importante para la región de donde venimos, el NEA, porque es una manera de participar y contar las cosas que están pasando allá", comentó Lucas Caballero, integrante de Guauchos, otra de las bandas del país convocadas.

Lula Bertoldi, integrante de la agrupación cordobesa Eruca Sativa, no pudo tocar, pero participó de la previa y sostuvo: "Somos una banda relativamente nueva dentro del rock nacional y que nos llamen para ser parte de esta fiesta, que tiene tanto que ver con nuestra cultura, nos llena de orgullo".

“Venimos de un sector que fue combatido, tuvimos que luchar por nuestros espacios; por eso estamos muy honrados de que la democracia nos haya invitado a su cumpleaños”, concluyó Walas, vocalista y líder de Massacre.