Cultura digital y libertad de expresión en América Latina

28 de septiembre de 2012

Los especialistas Guillermo Mastrini y Sebastián Lacunza debatieron sobre los procesos de digitalización.

En la segunda jornada del Pre MICA (Mercado de Industrias Culturales Argentinas) de la Provincia de Buenos Aires –organizado por la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación, que se desarrolla hasta el sábado 29 en el Teatro Argentino de La Plata– se debatió sobre los alcances de la digitalización y su impacto en las industrias culturales. De la mesa, titulada "Cultura digital y libertad de expresión en América Latina", participaron el docente e investigador Guillermo Mastrini; y el periodista de Wiki Media Leaks, Sebastián Lacunza.

Ver todas las imágenes del Pre MICA Buenos Aires

Ver todos los videos del Pre MICA Buenos Aires

Mastrini se preguntó cómo afectan los procesos de digitalización a las industrias culturales: "Hoy las industrias culturales están atravesadas por la digitalización y se vuelve necesario pensar qué puede aportar el Estado" para su desarrollo. Así, el investigador consideró que "el Estado debería bajar los niveles de incertidumbre en relación al funcionamiento de los productos culturales en el mercado". Para desarrollar este punto, puso como ejemplo los incentivos al cine que otorga el Estado Nacional, a través del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA). Según Mastrini, este tipo de políticas deberían extenderse a otros sectores, para dinamizar la producción, circulación y consumo de las industrias creativas nacionales.

Por otra parte, el docente consideró: "Es necesario que el Estado garantice plataformas de acceso a lo digital y potencie la demanda, porque hoy tenemos mucha más disponibilidad cultural, pero el acceso es restringido. Es fundamental proteger lo que tenemos, pero, al mismo tiempo, generar mecanismos para crecer en el presente y a futuro con una fuerte presencia de la ciudadanía". "Generar una cultura cada vez más democrática y participativa es la tarea", finalizó.

A su turno, Lacunza brindó un panorama sobre el estado del periodismo en la era digital. Así, explicó que el funcionamiento de ese campo se vio trastocado por la posibilidad de generar información a cada instante, y muchas veces, en detrimento de la veracidad o la calidad de la misma. Al mismo tiempo, consideró que la circulación de la información que propicia la digitalización, permite vislumbrar con mayor claridad, que los medios de comunicación (sobre todo los poderosos) publican información en función de sus intereses. En este sentido, señaló que muchos diarios nacionales no publicaron los contenidos de los cables de Wiki Leaks, porque revelaban relaciones de poder de esos emporios con gobiernos nacionales e internacionales. "Por eso, considero que las nuevas tecnologías pueden acentuar los sesgos monopólicos, es necesario fomentar políticas públicas lúcidas", argumentó.