La presidenta visitó la Casa Histórica de Tucumán en el Día de la Independencia

09 de julio de 2015

Como parte de los festejos por el 9 de Julio, la mandataria presentó las nuevas obras que se realizaron en el museo, junto con Teresa Parodi

La presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, inauguró el 9 de julio en el Museo Casa Histórica de la Independencia, de San Miguel de Tucumán, las obras de renovación edilicia y museográfica realizadas para los festejos por el 199 aniversario de la Declaración de la Independencia.

La ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi –junto con gobernadores, funcionarios y miembros del Gabinete nacional– acompañó a la primera mandataria en el recorrido por la Casa, donde ahora se exhiben objetos empleados en las jornadas del Congreso de 1816 y elementos de los pueblos originarios de la región, además de mapas, pantallas táctiles –que Cristina probó– y audios que ayudan a contextualizar el nuevo relato expositivo, como las actas de la Independencia leídas en español, aimara y quechua.

Luego, Cristina Fernández de Kirchner se dirigió a la Sala de la Jura, donde colocó una ofrenda de laureles a los pies de la mesa histórica sobre la que se selló la Independencia el 21 de julio de 1916. La mandataria también firmó el libro de visitantes ilustres.

En el patio exterior de la Casa, la Fanfarria Alto Perú del Regimiento Granaderos a Caballo General San Martín interpretó el Himno Nacional Argentino. Allí aguardaban para saludar a la presidenta representantes de los pueblos originarios –cuyo pasado de lucha contra los españoles relata ahora este museo nacional– y el numeroso público que se acercó a recibirla.

Después, la militancia acompañó las palabras de Cristina en el Hipódromo local, transmitidas por cadena nacional. "Hoy podemos venir a Tucumán, en nombre de este proyecto político, a hablar de Independencia en serio –afirmó la presidenta–. Este proyecto le ha dado independencia a este país y ha honrado el legado de los que tanto lucharon por la Argentina".

"En estos doce años, hemos demostrado que no era cierto que no se podía hacer lo que debía hacerse para liberar la patria", aseveró la mandataria.

"Acá está la Argentina parada; la hemos parado entre los 40 millones de argentinos. Por eso, cuando Belgrano decía (al momento de votar la Independencia) 'o levantamos los brazos o van a venir por nuestro cuello y pescuezo', no se trataba de ideología; era pragmatismo. Si no defendemos lo que hemos construido, van a intentar volver a aplicar políticas neoliberales", advirtió.

"No me siento con el deber cumplido –continuó la presidenta–; como militante, pienso que siempre hay que ir por más. Confío en que los hombres y mujeres de este espacio lo harán, porque nadie quiere escaparle al juicio de la historia".

El gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli; su par de Tucumán, José Alperovich; el vicegobernador y candidato a sucederlo Juan Manzur; el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; el secretario general de la Presidencia, Eduardo "Wado" De Pedro; el ministro de Defensa, Agustín Rossi; el titular de Trabajo, Carlos Tomada; y el pianista y embajador ante la Unesco Miguel Ángel Estrella fueron algunos de los referentes políticos que asistieron al acto.


Guión museográfico renovado

El Museo Casa Histórica de la Independencia destaca ahora, en el ingreso, a los pueblos originarios y sus luchas contra los españoles, mediante objetos arqueológicos de la región de los Valles Calchaquíes, que pertenecen al Instituto M. Lillo de la Facultad de Ciencias Naturales de Tucumán.

En los espacios referidos al Congreso, se incorporó al relato la participación de las provincias. Además, el visitante puede escuchar la lectura de las actas de la Independencia en los tres idiomas en que fueron editadas: español, aimara y quechua.

Las salas dedicadas a la Guerra de la Independencia exponen réplicas de los sables de San Martín y de Güemes, y también se representa, a través de imágenes, la participación de las mujeres en las luchas. Una pantalla táctil con mapas de las batallas permite consultar las estrategias empleadas en las batallas.

La influencia histórica de la evangelización se relata con imágenes religiosas y elementos de la liturgia, y también se describe la situación política y social de Tucumán hacia el 1800, a partir de mobiliario y elementos de la vida cotidiana.

Se exhiben, además, las puertas originales de la Casa como símbolo icónico del sitio, que el Complejo Museográfico Provincial "Enrique Udaondo" de Luján dio a préstamo.

Del 10 al 31 de julio, el museo podrá visitarse todos los días, de 9 a 19.