Coscia inauguró el IV Congreso Iberoamericano de Cultura

15 de septiembre de 2011

El miércoles 15 de septiembre por la mañana quedó oficialmente inaugurado el IV Congreso Iberoamericano de Cultura.

El miércoles 15 de septiembre por la mañana quedó oficialmente inaugurado el IV Congreso Iberoamericano de Cultura, que se realiza en Mar del Plata hasta el sábado 17, bajo el lema “Cultura, política y participación popular”. El acto de apertura estuvo a cargo del secretario de Cultura de la Nación, Jorge Coscia; el secretario general Iberoamericano, Enrique Iglesias; el intendente de la Municipalidad de General Pueyrredón, Gustavo Pulti; y el presidente del Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires, Juan Carlos D´Amico.

Por la Secretaría de Cultura de la Nación estuvieron presentes la subsecretaria de Gestión Cultural, Marcela Cardillo; Alejandra Blanco, jefa de Gabinete; Mónica Guariglio, directora nacional de Política Cultural y Cooperación Internacional; el director nacional de Industrias Culturales, Rodolfo Hamawi; el de Artes, José Luis Castiñeira de Dios; y el director de Artes Visuales, Andrés Duprat.

También estuvieron presentes ministros y representantes de las áreas de Cultura de Colombia, Costa Rica, Guatemala, México, Uruguay, Cuba, República Dominicana, Honduras, Bolivia, Brasil, Chile, El Salvador, España, Paraguay y Perú; secretarios de Cultura de las provincias argentinas y personalidades de la cultura. 

“Es imposible pensar la cultura sin la política y a la política sin el pueblo. Al mismo tiempo, la cultura debe ser entendida como un concepto fundamentalmente popular. La cultura debe estar en la proa de la transformación social porque es capital más formidable que tenemos. Se trata de la cultura entendida desde la perspectiva de los pueblos, que son en definitiva los que van a garantizar que para ser libres debemos ser considerados pares; y lo seremos cuando nos integremos. No hay países más grandes o más chicos porque no hay pueblos mejores ni peores y este es el sentido que anima el proyecto que nos convoca, retomando a Inca Yupanqui quien señaló que “un pueblo que oprime a otro no merece ser libre”.

En sintonía con lo expresado por Coscia, Iglesias agregó: “nos convoca la cultura, que es la puerta de entrada para hacer frente a los problemas que tiene la humanidad. El futuro será más difícil que el presente. En este contexto, Iberoamérica es una potencia porque tiene herramientas culturales para hacer frente a los problemas”. En este marco, señaló la importancia del congreso “el tema central de esta cumbre es la institucionalización de la cultura que supone políticas públicas que reflejen el dinamismo y la pluriculturalidad iberoamericana en el marco de la libertad, la justicia y y respeto por los derechos humanos”. 
D´Amico, por su parte, afirmó que “vivimos años de cambios y las políticas públicas en materia cultural no están llamadas a acompañarlos sino a producirlos. Este congreso es importante porque aportará a dichas políticas con la participación popular como elemento central y con el fin de lograr sociedades más justas y equitativas”.

Finalmente, Pulti señaló que este congreso servirá para afianzar la integración iberoamericana, porque permitirá pensar la cultura en sentido amplio. “Tenemos un interés vital en las consignas de este congreso. No podríamos imaginar la cultura o la política sin la participación popular; tampoco podemos pensar un proyecto sin ella. Solo una idea autoritaria de la cultura podría desvincular estos conceptos. Desde esta perspectiva, el congreso podrá aportar a la integración iberoamericana, esa es nuestra expectativa”.