Coscia: "Cada cambio tecnológico nos da una oportunidad de recuperar el terreno perdido"

21 de noviembre de 2013

El secretario de Cultura de la Presidencia de la Nación disertó en el V Congreso Iberoamericano de Cultura, en Zaragoza, España.

Web | Twitter | Facebook | YouTube

Como parte del V Congreso Iberoamericano de Cultura, que se lleva a cabo del 20 al 22 de noviembre, en Zaragoza, España, el jueves 21 de noviembre, el secretario de Cultura de la Presidencia de la Nación, Jorge Coscia, disertó en la mesa "Internacionalización de las industrias culturales y creativas en la era digital".

Consultado sobre "Cultura digital, cultura en red", que es el lema del congreso, y sobre las posibilidades económicas que las tecnologías implican para la cultura y para el desarrollo de los países de Iberoamérica, el secretario de Cultura llamó a estar alertas y destacó el rol de los Estados para fomentar, apoyar y promover una sociedad más igualitaria.

"En cada etapa tecnológica, lo que hemos presenciado es una mayor acumulación de la economía preexistente. Algo así como una carrera, donde siempre largan primero los que ya están primero y los otros largan mucho después", ejemplificó Coscia para dar cuenta que las asimetrías sociales y regionales no son nuevas y pueden rastrearse, incluso, desde antes del siglo XIX. "Cada cambio tecnológico vuelve a darnos una oportunidad de recuperar el terreno perdido", señaló.

La división internacional del trabajo arrojó países proveedores de alimentos y comodities, y otros de productos con valor agregado. "Estas asimetrías nunca fueron inofensivas", dijo el secretario. "Para que una sociedad logre escapar de esta división del trabajo, es fundamental el rol del Estado", enfatizó el funcionario, y dio ejemplos concretos de países de América Latina: El Peronismo argentino y la presidencia de Getulio Vargas en Brasil, donde se produjeron iniciativas públicas dinamizadoras y que planteaban la ruptura con esa división injusta del trabajo.

"Si dejamos que el que reparta sea el Mercado, no lo hará con parámetros de igualdad, ni entre clases sociales ni entre regiones enteras", sostuvo Coscia, e invitó a los otros mandatarios y al público presente a pensar sobre el modelo de país y qué políticas se pueden aplicar para no usar la ley del mercado donde el pez grande se come al pez chico. "Esto no pasa sólo en América Latina sino también en algunos países de Europa", dijo.

"En Argentina estamos llevando adelante un plan integral con responsabilidad pública. El Estado se propone fundamentalmente desarrollar y garantizar conectividad igualitaria. Y también se plantea el desarrollo de contenidos", afirmó el secretario, y nombró ejemplos concretos, como el Programa Conectar Igualdad, que presentó, como primer paso, brindar conectividad en escuelas rurales y a jubilados; y el desarrollo de Televisión Digital Abierta (TDA), que también invierte la lógica del Mercado, ya que los primeros lugares donde se distribuyó fue en los hogares de los jubilados y en las escuelas de zonas desfavorecidas. "El Estado tiene que empezar por abajo invirtiendo la lógica del Mercado, que empieza siempre por arriba", dijo.

El funcionario también hizo referencia al Programa Igualdad Cultural, que, según sus palabras, garantiza la transversalidad de las políticas públicas. "La Cultura es demasiado importante como para que la manejen solamente los ministerios de Cultura. Requiere también inversión en Infraestructura", explicó Coscia sobre este programa, que llevan adelante el Ministerio de Planeamiento junto con la Secretaría de Cultura, con el fin de garantizar el derecho a la cultura con un criterio igualitario y, desde ese lugar, producir también contenidos.

"La Argentina pasó de ser un país consumidor pasivo de contenidos educativos, culturales y científicos generados fundamentalmente en el hemisferio norte, a ser uno de los grandes productores de contenidos audiovisuales de índole científico, educativo y cultural", recordó el funcionario.

"O dejamos que esa libertad de mercado que tanto se pregona siga esclavizando a sectores enteros de nuestra sociedad, o nos planteamos un Estado responsable, siempre plebiscitado, porque lo administran hombres y mujeres que se someten a la voluntad popular en elecciones democráticas. Los monopolios, por el contrario, no se someten a ningún plebiscito y ejercen su poder, se apropian y hasta establecen complicidades con dictaduras espurias para acumular mayor poder. El Estado es responsable y tiene, en nuestras sociedades, mucho por hacer en la materia", concluyó Cosica, y despertó el aplauso entusiasta de todo el auditorio.