Comenzó la Semana de Cine de los Pueblos Indígenas de Cuyo

23 de julio de 2014

Hasta el 27 de julio, en Mendoza y San Juan, se presentan películas de temática indígena de Argentina y Latinoamérica.

Con las proyecciones de la película Buscando al Comandante Andresito, de Camilo Gómez Montero; y los cortos Naponaxac, de Rosario Haddad, y La leyenda del zorro y los chajaes, de la comunidad qom Daviaxaiqui, se inició la 2.° edición de la Semana de Cine de los Pueblos Indígenas en Mendoza y San Juan, el lunes 21 y el martes 22 de julio, respectivamente.

El festival, que se desarrolla hasta el 27 de julio, con entrada libre y gratuita, está organizado por el Ministerio de Cultura de la Nación, junto con comunidades indígenas, el Ministerio de Cultura de la Provincia de Mendoza, el Ministerio de Desarrollo Humano y Promoción Social de la Provincia de San Juan y la Coordinadora de Comunicación Audiovisual Indígena de Argentina (CCAIA).

La muestra ofrece un panorama actual sobre aspectos culturales, sociales, económicos y políticos de los pueblos originarios de Latinoamérica, con la intención de federalizar y democratizar la difusión de contenidos y producciones audiovisuales de temática indígena. Para esto, se presentan más de veinte producciones de realizadores indígenas y no indígenas de Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, México, Venezuela, Colombia y Guatemala, en veintitrés sedes distribuidas en Mendoza capital, San Martín, Uspallata, San Carlos, Tunuyán, Tupungato, Lavalle, Maipú, Santa Rosa, San Juan y Rivadavia.

Los actos inaugurales contaron con la presencia del director nacional de Promoción de los Derechos Culturales y Diversidad Cultural, Federico Escribal; la ministra de Cultura de Mendoza, Marizul Ibáñez; y, por San Juan, el ministro de Desarrollo Humano y Promoción Social, Daniel Molina, y el director de Políticas para la Equidad, Eduardo Camus. Además, acompañaron la apertura el presidente de la Coordinadora de Comunicación Audiovisual Indígena de Argentina, Juan Chico, y Noemí Jofré, integrante de la organización de Pueblos Indígenas de Mendoza “Martina Chapanay”.

“Hace ocho años iniciamos en el Chaco un proceso de apropiación de las herramientas audiovisuales con el objetivo de reflejar desde las comunidades indígenas nuestras propias realidades, de generar una toma conciencia en la sociedad acerca de quiénes somos y hacia dónde queremos ir. La realización de esta Semana de Cine es muy importante porque refleja el trabajo de muchos años luchando contra una mirada sesgada sobre los pueblos indígenas”, afirmó en la apertura de San Juan el historiador qom Juan Chico, principal impulsor de la Semana de Cine de los Pueblos Indígenas y asesor artístico del festival. “El tiempo histórico que vivimos hace que hoy podamos dialogar y debatir sobre estas cosas, tan importantes para la conformación de un país que nos incluya a todos. No se puede pensar una Argentina sin la participación activa como sujetos de derecho de los pueblos originarios”, amplió en su discurso.

A su turno, Jofré, por la organización “Martina Chapanay”, agregó: “Estar aquí es un honor y es un motivo de alegría muy especial para todos nosotros. He heredado de mis antepasados premisas muy importantes: tener voz propia, ser una activa defensora de las luchas, de los valores, de la dignidad, y poder transmitir la sabiduría y los conocimientos de nuestros mayores”. En referencia al encuentro cuyano, sostuvo: “El cine de género indígena, con su simple existencia, significa un importante espacio de manifestación y un gran aporte a la visibilización de nuestro pueblo. El arte cinematográfico nos une y es fundamental para el desarrollo de los pueblos originarios como estrategia de resistencia cultural”.

En Mendoza, el reconocido músico boliviano Juan Lázaro Méndolas abrió la Semana de Cine con un repertorio de música andina y poesía indígena, acompañado por el actor Jorge Fornes. A continuación, se proyectó Buscando al Comandante Andresito, del correntino Camilo Gómez Montero, película sobre el comandante guaraní Andresito Guacurarí y Artigas, que combatió junto a José Gervasio Artigas en las luchas por la independencia de nuestro país, y a quien el caudillo adoptó como su hijo. El filme recorre, de la mano del cantautor Víctor Heredia, las rutas del litoral argentino, de Brasil y Uruguay, al rescate de la vida y obra de este personaje, invisibilizado durante años por la historia oficial, que salvó aquellos territorios de los ejércitos del imperio de Portugal y liberó a cientos de esclavos aborígenes.

La proyección de la película y la posterior charla con su realizador generó un interesante debate en torno a la revalorización de ciertas figuras de los pueblos originarios, referentes dentro de las comunidades que, en muchos casos, fueron partes indispensables en los procesos independentistas nacionales. Así, representantes de las comunidades huarpes Guaytamari, Xumec, Queyunp, Ranquel, Lagunas del Rosario, Francisco Talquenca e Inca-kolla presentes en la sala, reivindicaron a Martina Chapanay y al cacique huarpe Guallama.

De la misma manera, la presencia de la directora Rosario Haddad en San Juan facilitó un enriquecedor intercambio entre el público presente que, tras la exhibición de Naponaxac, del corto animado La leyenda del zorro y los chajaes, y del videoclip Nueva generación, creación del grupo qom de hip hop “La familia de la eskina”, dialogó sobre los procesos identitarios y el rescate de lo cultural ancestral en las comunidades indígenas en la actualidad y, puntualmente, en el barrio qom de Derqui, en la provincia de Buenos Aires, donde se sitúa el cortometraje documental de Haddad.

Entre las películas programadas a lo largo de la semana, se encuentran Esperanza del oriente, de Patricia Albornoz Ramírez (Chile-Bolivia, 2013, 15'); En la puna, de Lucas Riselli (Argentina, 2013, 78'); El respeto, de Norma Fernández (Argentina, 2013, 52'); Naponaxac, de Rosario Haddad (Argentina, 2013, 14') y Buscando al Comandante Andresito, de Camilo Gómez Montero (Argentina, 2012, 48'), cuyas proyecciones estarán acompañadas de charlas con los realizadores.

También podrán verse producciones latinoamericanas como El encierro, de Emanuel Rojas (Venezuela, 2012, 16'), documental ficcionalizado sobre una práctica tradicional del pueblo Wayuú en Venezuela, que marca el paso a la edad adulta de las mujeres; Donde nace el sol, de Elías Jiménez Trachtenberg (Guatemala, 2012, 85'), historia de una mujer indígena guatemalteca a lo largo de tres momentos de su vida; y Ventana a mi comunidad (México, 2010, 5'), una serie educativa realizada por la Coordinación General de Educación Intercultural y Bilingüe de México. Otros títulos presentes en el festival sonEl día de las comadres, de Wanda López Trelles (Argentina, 2013, 24'); Flor brillante y las cicatrices de las piedras, de Jade Rainho (Brasil, 2013, 28'); Uma casa, uma vida, de Edu Yatri Ioschpe, Rodrigo Soares y Alexandre Lemos (Brasil, 2014, 24'); Mujeres de tierra, de Maryoli Ceballos, Nathaly Velasco, Byron Pergüeza y Huber Mora (Colombia, 2012, 12'); Historia y esperanza de un pueblo, de Genaro Castro (Colombia, 2014, 17'); Jnichimtaktin, nuestras flores, de Mónica Parra (México, 2012, 5'); y La memoria encantada, de Alex Moya (Chile, 2012, 13 capítulos de 4').

La Asociación Comunitaria Napalpí, organización dedicada a recuperar, fortalecer y promover la cultura y la memoria del pueblo qom, presentará dos cortometrajes de realización propia: La alegría de vivir (Argentina, 2008, 15'), sobre el testimonio de una abuela sobreviviente de la masacre de Napalpí de 1924, y Eugenio Leiva (Argentina, 2012, 5'), un breve relato de lo vivido en la guerra de Malvinas por un soldado argentino perteneciente a los pueblos indígenas del Chaco.

Además, se proyectarán cortos animados realizados por niños, adolescentes y jóvenes de comunidades indígenas de varios puntos del país, en el marco de los Talleres de Cine Animado que dicta el Ministerio de Cultura de la Nación desde 2010. Entre las producciones, se encuentran Qomi qompi (Somos tobas), El zorro y los chajaes, La lección de Gerónimo, Kaa Iya, Dueño de la naturaleza, Quiñilhue (Flor de ceniza) y La payana, el juego de nuestros abuelos.

Para los más chicos, el canal infantil Paka Paka exhibe algunas producciones propias, como Medialuna y las noches mágicas, compuesta por 26 capítulos de 15' cada uno, y Cuentos para no dormirse, pequeños relatos con algunas de las más sorprendentes leyendas y cuentos populares de América Latina, en la voz de la narradora Ana Padovani e ilustraciones de destacados artistas argentinos: Los isondúes (relato guaraní), El nahuel y el hombre perdido (leyenda mapuche), Tokjuaj y la lluvia (leyenda wichí), Goos la ballena (leyenda tehuelche), El coquena y los dos hermanos (leyenda kolla).

También para los pequeños, en articulación con el programa Cultura e Infancia del Ministerio de Cultura de la Nación, se realizan espectáculos infantiles de teatro, circo y títeres a cargo de las compañías Kapaieie y Sudaka Circus.

A las actividades paralelas del encuentro se suman una muestra fotográfica sobre la masacre de Napalpí y una exposición de dibujo antropológico a cargo de la Comunidad Huarpe Guaytamari.

Para el cierre del Festival, se presentará el espectáculo “Celebrando la diversidad cultural”, una puesta que combina poesía, canto y danza, de la que participan Juan Lázaro Méndolas, Miguel Duré, Marilina Mozzoni, Paula Neder, Sebastián Garay, el Ballet de Tunuyán y el Dúo Color a Nuevo.

Sobre la Semana de Cine de los Pueblos Indígenas

Organizada por el Ministerio de Cultura de la Nación, la Semana de Cine de los Pueblos Indígenas tuvo su primera edición en 2013, en Córdoba y Mendoza, con asistencia masiva a las funciones de los más de veinte audiovisuales exhibidos y a las actividades paralelas. Durante 2014, el festival se realizará, además, en las provincias de Jujuy (septiembre), Chubut (octubre), Córdoba (noviembre) y Misiones (diciembre).

El programa Pueblos Indígenas, de la Dirección Nacional de Promoción de los Derechos Culturales y Diversidad Cultural, tiene por objetivo rescatar y visibilizar el aporte indígena a la identidad nacional, entendiendo a las culturas originarias como parte de nuestro pasado, pero también del presente y del futuro del país. De esta concepción nace la búsqueda por fortalecer el diálogo intercultural y la visibilización de las pautas identitarias, modos de vida y expresiones simbólicas de las culturas originarias.

Las acciones del programa se idean junto con el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), y luego se discuten y validan con el Consejo de Participación Indígena (CPI), puesto que se reconoce a los pueblos indígenas y sus organizaciones como interlocutores necesarios para el diseño de políticas de Estado.