Cinco décadas de arte oriental

04 de agosto de 2016 Arte

Un repaso por los grandes momentos del Museo Nacional de Arte Oriental, que celebra 50 años de su apertura

Creado en 1965, el Museo Nacional de Arte Oriental abrió sus puertas al público el 5 de agosto de 1966, en el primer piso del Museo Nacional de Arte Decorativo, con una muestra de Petacas y Netsukes donados por la Embajada de Japón.

Desde entonces el MNAO vivió una etapa de esplendor, con la incorporación de una gran cantidad de piezas en su acervo, visitas ilustres y una muy buena recepción del público. Actualmente el museo continúa funcionando en la misma sede, y si bien desde el 2001 no cuenta con una sala propia de exhibición, realiza exposiciones en diferentes espacios, cuenta con una biblioteca dedicada al arte oriental y organiza charlas, talleres y conferencias con especialistas de diferentes temas.

Además, la colección de más de 3000 piezas del MNAO se encuentra completamente catalogada, digitalizada y al alcance de todo el público. Y ya se está trabajando en una nueva página web del museo que ofrecerá distintos contenidos para los amantes del arte de Asia, África y Oceanía.

A continuación, un breve repaso por sus cinco décadas de historia:

Años 60: Gracias al impulso de la Asociación de Amigos del Museo Nacional de Arte Oriental, fundada en 1964, el MNAO fue inaugurado en 1966, “respondiendo a las necesidades de un público ávido por conocer un campo importante del arte como es el de Oriente”, según la resolución oficial. Fue la década de esplendor del MNAO, con grandes hitos como la donación de bronces del Museo Histórico de Taipei, que lo declaró “museo hermano” en 1967, o la visita ilustre de la primera ministra de la India, Indira Ghandi, en 1968.

Años 70: A principios de esta década, el MNAO recibe la donación más importante para su acervo, conocida como el Legado Torre Bertucci, con más de 1900 piezas de China, Egipto, India y Japón. También suma la importante donación de la colección de Ricardo Schiavon. Es la década donde el museo y su Asociación de Amigos establecen excelentes intercambios culturales con embajadas, instituciones y coleccionistas afines.

Años 80: Bajo la gestión de la especialista Orlanda Yokohama de Fernández Gallardo, quien fue directora durante 20 años (1976-1996), el MNAO continuó incrementando su colección, en parte gracias a una donación del gobierno de Japón. Con la llegada de la democracia, el museo comenzó a funcionar también como centro de difusión cultural, con ciclos de conferencias y seminarios, proyecciones de películas y espectáculos de música y danza.

Años 90: Tras la gestión de Yokohama de Fernández Gallardo, en 1996 asume como director el profesor Osvaldo Svanascini, de distinguida trayectoria como orientalista. Se fortalecen los vínculos con embajadas e instituciones y se realizan diversas exposiciones tanto en la sede del MNAO como en otros lugares, como la recordada muestra ‘Arte negro africano’ en el Centro Cultural Borges.

Año 2000 en adelante: Luego del cierre en 2001 de la sala propia en el primer piso del Palacio Errázuriz-Alvear, los empleados del MNAO y su Asociación de Amigos trabajan de manera incansable para llevar exposiciones a otros ámbitos. De esta manera se realizaron, con gran éxito de público, diferentes muestras en el Museo Nacional de Arte Decorativo, el Palais de Glace, el Fondo Nacional de las Artes, la Biblioteca del Congreso de la Nación y la Casa del Bicentenario, entre otros lugares. Luego de 50 años de su apertura, el museo continúa acercando al público argentino la difusión del conocimiento de las culturas de Oriente, con el deseo de fomentar el intercambio entre los pueblos del mundo.