Celebración latinoamericana en Perú: el Qhapaq Ñan ya es Patrimonio Mundial

26 de junio de 2014

La ministra de Cultura Teresa Parodi participó de un acto encabezado por el presidente Ollanta Humala.

En un acto que contó con la presencia de autoridades de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú, la ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi, participó el miércoles 25 de junio, en Perú, de la celebración latinoamericana por la denominación del Qhapac Ñan, Sistema Vial Andino, como Patrimonio Mundial por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Ante un imponente escenario, rodeado por un antiguo oráculo de la época prehispánica, los festejos – que incluyeron las palabras de los máximos representantes de cada país involucrado, además de música y danza- se llevaron a cabo en este sitio arqueológico y antropológico del Santuario de Pachacámac, en el distrito de Lurín, provincia de Lima, Perú.

El acto oficial estuvo encabezado por el presidente peruano, Ollanta Humala; y participaron el ministro de Relaciones Exteriores, Gonzalo Gutiérrez; la ministra de Comercio Exterior y Turismo, Magalí Silva; y la ministra de Cultura de ese país, Diana Álvarez Calderón. Por parte de la delegación argentina, estuvieron presentes el embajador Darío Alessandro y la jefa de Gabinete del Ministerio de Cultura, Verónica Fiorito.

Además, asistieron los ministros de Relaciones Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín; de Chile, Heraldo Muñoz; el viceministro de Ecuador, Leonardo Arízaga; el embajador del Estado Plurinacional de Bolivia en el Perú, Jorge Ledesma; y la representante de la UNESCO en el Perú, Magaly Robalino.

“Hoy ese pasado nos hace vibrar, emocionar. Lo que en su momento permitió articular y vertebrar el Imperio Inca, hoy en día nos sigue dando laudos y nos pone en relieve en el mundo. Tenemos un futuro, y es la herencia del Qhapaq Ñan. Por eso, me siento orgulloso de ser latinoamericano, andinoamericano y peruano y poder construir de la mano de ustedes, un Qhapaq Ñan más grande para nuestros hijos y las futuras generaciones”, manifestó el primer mandatario del país anfitrión. Y sentenció: “Como siempre digo, solos podemos avanzar rápido, pero si vamos juntos, vamos a ir más lejos”.

En su primer viaje al exterior, la ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi, expresó la emoción de presenciar el acto oficial: “No puedo evitar sentirme conmovida, rodeados cómo estamos, por este imponente paisaje desde donde siento que nos mira la historia”.

“Nos observan estas piedras poniendo delante de nuestros ojos esta cultura precolombina que supimos sostener y que nos unió desde siempre y para siempre”, sostuvo, al mismo tiempo que agregó: “me siento vibrando al unísono con nuestros pueblos, con el arte, la música, la literatura, la cultura profunda de la que somos parte y sintiendo el honor de decir estas palabras en este sagrado lugar en donde juntos hoy celebramos esta declaración que demuestra este trabajo colectivo de nuestros países y cómo, mucho antes que nosotros mismos, estos caminos, ya nos unieron”.

Al finalizar las palabras de cada representante, el escenario se iluminó de fiesta, con colores de la Patria Grande. Deslumbraron las proyecciones en las ruinas, la iluminación, el sonido y la acústica.

La apertura musical estuvo a cargo de las voces del Coro Nacional de Niños del Perú quienes interpretaron el Himno Nacional de ese país. Le siguieron, la Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil y el Elenco Nacional de Folclore y sus músicos, que maravillaron, a pleno ritmo latinoamericano, con canciones emblemáticas de cada uno de los países. Por argentina, “Zamba de mi esperanza” de Luis H. Morales; por Chile “Yo vendo unos ojos negros” de Pablo Ara Lucena, por Bolivia “Viva mi patria Bolivia” de Apolinar Camacho, por Ecuador “Ñuca Llacta” de D.R. y por último, a plena cumbia colombiana, la banda tocó “La pollera colorada” de Wilson Choperana y Juan Madera.

De esta forma, Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú alzaron sus banderas para celebrar el patrimonio común, que, por primera vez en 40 años que tiene la Convención de Patrimonio Mundial, se unieron para postular a Qhapaq Ñan como Patrimonio Mundial, en la 38° sesión del Comité, que se había realizado el último fin de semana en Doha, Qatar.

Fue una labor que desarrollaron en conjunto, los Ministerios de Cultura, Ministerios de Relaciones Exteriores, las Comisiones Nacionales de Cooperación con la UNESCO y las Secretarías Técnicas del Qhapaq Ñan, con la colaboración del Centro de Patrimonio Mundial, a través de un proceso original y de innovadora cooperación regional.

Hace cientos de años el Imperio Inca construyó caminos desde Argentina hasta Colombia. El Tawantinsuyo (Estado Inca) desarrolló senderos andinos que se extendieron más de 30 mil kilómetros. Hace más de 10 años, los actuales países atravesados por este sistema vial, vienen trabajando para que se reivindicara esta cultura. Porque las huellas no se han borrado, porque hoy está más vivo que nunca, la UNESCO lo declaró Patrimonio de la Humanidad. El Mundo tiene otra maravilla latinoamericana.