Cecilia Todd, Miguel Ángel Estrella y Víctor Hugo Morales: Latinoamérica en diálogo

08 de julio de 2015

Ocurrió durante el Foro Argentino y Latinoamericano que se llevó a cabo en Tucumán

Tres referentes de la cultura de la región –la cantante venezolana Cecilia Todd, el pianista argentino Miguel Ángel Estrella y el periodista uruguayo Víctor Hugo Morales– animaron el jueves 8 de julio un diálogo franco y abierto sobre sus experiencias y trayectorias, durante la última jornada del Foro Nacional y Latinoamericano por una Nueva Independencia, que se celebra en San Miguel de Tucumán, organizado por el Ministerio de Cultura de la Nación.
La inolvidable “Negra” Sosa, el dolor de la dictadura, la evocación de Eva Perón, Carlos Mugica o Néstor Kirchner, la batalla mediática actual y el reconocimiento a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner fueron solo algunos de los carriles por los que discurrió el intercambio, moderado por la periodista Lourdes Suazo frente a un Teatro San Martín tan colmado como atento.

“Cuando vine a la Argentina por primera vez, entré por tierra y por Tucumán. Es muy emocionante estar en la tierra de Mercedes; ella nos hizo conocerla a través de sus canciones”, mencionó Todd al inaugurar la conversación tripartita. “Soy cantante y no hablante, pero hoy me ha tocado compartir este momento junto con estos dos monstruos”, se excusó. “Nacer un 9 de julio en Tucumán y ser Mercedes Sosa lo dice todo”, coincidió Morales.
Más adelante, Estrella se remontó a los años de dictadura y exilio. “Lo que uno vive con la tortura es aberrante; le pedí a Dios que si me dejaba con vida, iba a ser música contra la tortura, así nació Música por la Esperanza, en esa situación límite”, contó el músico.

En otro momento del diálogo, Morales describió su batalla constante, y en desigualdad de condiciones, contra los medios hegemónicos. “Vengo de Chile y de leer El Mercurio todos los días; paso por Buenos Aires, leo La Nación, y me parece que sigo leyendo El Mercurio; llego a Tucumán y, cuando abro La Gaceta, leo lo mismo”, espetó el periodista.

“Cultura y política” fue otro de los tópicos propuestos. Todd recogió el guante y relató cómo se dio en Venezuela el proceso de sacar la cultura a la calle. “Teníamos el concepto de que cultura era una cosa elitista; al salir a la calle, la gente se dio cuenta de la importancia de la participación y tomó conciencia de que es parte de este proceso”, comentó.

Antes de hablar sobre “Música y derechos humanos”, Estrella relató su primer encuentro con Evita: “En mi casa eran todos antiperonistas; cuando ella vino a Tucumán, fuimos a verla junto con dos compañeritos; ella nos vio, nos miró y nos prometió que iba a matarse para transformar nuestros destinos”.

“Para Reyes, cuando enviaban camiones con juguetes para repartir entre los niños, a mí me tocó un pianito, vaya mensaje que recibí”, bromeó el músico, quien también recordó el surgimiento del programa cultural “La voz de los sin voz”. “Todo se inició en Tafí del Valle, donde toqué siete horas en una escuelita humilde”, evocó el músico y agregó que Néstor Kirchner –“quien creyó en los pueblos originarios”– le pidió que reflotara el programa”.

Morales continuó refiriéndose a la batalla cultural en curso en la historia y sostuvo: “En este tipo de enfrentamientos, ya no se necesita un ejército; las batallas ahora se hacen a través de los medios de comunicación”.

Todd aportó a la mirada de Morales su punto de vista acerca de la batalla entre la identidad y las influencias importadas en el terreno artístico. “La música es el medio más directo para llegar a la gente; pasó de ser un arte a ser un negocio rentable”, reflexionó.

“También la música sirve para lavar la cabeza de la gente, como el reggaetón, que promueve antivalores; es una humillación y es lamentable que las mujeres lo bailen”, agregó la cantautora y luego afirmó que estos ritmos “han desplazado a las músicas tradicionales”.

Estrella, quien continuó desplegando su anecdotario, contó que conoció al padre Carlos Mugica en los partidos de fútbol que se jugaban en la Villa 31. “Él inculcaba el juego limpio, sin violencia, y cuando veía que se querían pelear, tocaba el silbato y todo se terminaba. Lo admiro mucho”, confesó.

En otro pasaje del intercambio, Morales expresó que su mentor fue el periodista deportivo Dante Panzeri, “un ser humano excepcional que perdió siempre”, dijo. También destacó el rol de la educación estatal en su vida: “Soy una consecuencia de la escuela pública, mis profesores de secundario tuvieron una fuerte incidencia en mi vida”.

Para concluir esta mesa de notables de la cultura, Estrella celebró la realización de los foros que viene realizando la Secretaría de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional desde 2014: “Los sigo por los diarios que leo, que son Página/12 y Tiempo Argentino”. Refiriéndose a la presidenta, el embajador cultural ante la Unesco agregó: “Siento admiración por Cristina, es ella la que nos permite hacer estas actividades donde podemos debatir todo: nunca hubo tanta libertad en la Argentina como hoy”.