Borges y Ocampo, en diálogo en París

23 de marzo de 2014

La ciudad de las luces vuelve a escuchar los ecos de dos grandes autores argentinos, Jorge Luis Borges y Victoria Ocampo.

Los diálogos mantenidos entre dos autores que fueron también grandes amigos, Jorge Luis Borges y Victoria Ocampo, vuelven a resonar en otra jornada del Salón del Libro de París 2014, donde la Argentina, su cultura y literatura ya llevan tres días en homenaje.

El domingo 23 de marzo, una mesa redonda integrada por María Kodama, mujer del más renombrado de los escritores argentinos; Ubaldo Aguirre, director de la Editorial Sur; Constance de Bartillat, directora de Éditions Bartillat; y Odile Felgine, estudiosa de la gran autora argentina, se encargó de la presentación de la reedición por parte de Editorial Sur y Éditions Bartillat del libro "Diálogo con Borges", publicado por primera vez en 1969.

Encargado de presentar ciertas cuestiones generales alrededor de esta nueva edición, además de la mesa y sus participantes, Aguirre comenta los textos complementarios que se sumaron esta vez al texto original de 1969, y agrega: “Diálogo, en su versión original, incluía las preguntas y respuestas entre Ocampo y Borges, acompañadas de una serie de fotos, familiares, amateur, bastante íntimas de la vida entre ellos dos. La nueva edición incluye, además de los diálogos y fotos originales, otras nuevas que han permitido ampliar y dar una referencia mejor y entender un poco más los matices del diálogo entre Victoria y Borges”.

Luego, María Kodama leyó el prólogo que ella misma escribió para esta nueva versión del libro de Ocampo, en el que desarrolla la importancia de la conversación en la historia de la cultura intelectual y propone una perspectiva íntima de esos lazos amistosos “entre dos seres excepcionales como lo eran Borges y Victoria”.

Por su parte, Odile Felgine desarrolló los contextos y la evolución de esa intensa amistad entre dos de los más grandes intelectuales que tuvo el país, sus mutuos desafíos, las discusiones y la intensidad de una Buenos Aires cuyo medio intelectual estaba en constante efervescencia: “La Argentina era en ese momento, de la misma forma como lo es hoy en día, una cantera literaria notable”. Acompañando esta línea la editora francesa, Bartillat, comentó respecto de la mirada vanguardista de Ocampo, su capacidad de recolección y selección como editora de lo que en su momento eran convenciones literarias nuevas, de quiebre.

Finalmente, y como conclusión en diálogo con el público, se manifestaron los inigualables aportes que desde el campo intelectual ambos autores hicieron a la indagación literaria de la identidad nacional.

Ver aquí la programación completa del Pabellón Argentino en el Salón del Libro y de todos los espacios con actividades