Bandas finalistas de Maravillosa Música grabaron un disco en Tecnópolis

23 de octubre de 2015

Lo hicieron en el estudio del Centro de Investigación Aplicada a la Música, en la quinta edición de la convocatoria artística

Las bandas ganadoras de las instancias provinciales y seccionales de todas la regiones del programa Maravillosa Música, del Ministerio de Cultura de la Nación, participaron de la grabación de un disco compilatorio en el Estudio del Centro de Investigación Aplicada a la Música (CIAM), ubicado en Tecnópolis.

La iniciativa –que se realiza en el quinto aniversario de la convocatoria artística– se suma a la producción colectiva del disco de los ganadores del concurso, cumpliendo el objetivo de que las bandas finalistas tengan la oportunidad de grabar su material en un estudio de calidad y plasmar su nombre en la nómina del programa.

Entre las bandas finalistas que pasaron por CIAM, se encuentran Obreros de la Negra, de Almirante Brown; Nowhere Love, de Pilar; Elisdid, de Florencio Varela; La K-ra de Juan, de Quilmes; Al Filo, de Los Toldos; Che Popeyes, de La Plata; Missouri Rock, de Punta Alta; Oesterheld, de Chivilcoy; Teniente Sherman, de Vicente López; y Crucifix of Death, de La Plata.

Los integrantes de la agrupación platense Muerte al Tío Cosa pasaron por el estudio el viernes 23 de octubre y grabaron dos temas. Se trata de Gregorio Jauregui (voces y bajo), Facundo Pirrotta (voces y guitarra), Lucas Stefenon (batería), Juani Degliantoni (guitarra y coros) y Santiago Monroy (teclado y coros), quienes llegaron a la Final Metropolitana de Tandil en 2013.

La banda nació en 2011 en la ciudad de las Diagonales y logró consolidarse con su formación actual. “La clave es dedicarle tiempo y compromiso, y entender que crecer depende de lo colectivo”, explicó Stefenon, quien estudia Música y Tecnología en la Universidad de Quilmes. “El apoyo familiar y el incentivo también son fundamentales, sobre todo al principio, cuando uno recién empieza a acercarse a la música”, completó el joven baterista.

Respecto del concurso Maravillosa Música, que les dio la posibilidad de compartir escenario con artistas consagrados como Los Cafres, Dancing Mood y No Te Va a Gustar, relataron que se prepararon “con mucho ensayos encima, mentalización y nuevos objetivos”. “La experiencia de tocar en grandes escenarios frente a miles de personas fue increíble y nos sirvió para tomar impulso”, sostuvieron.

A la vez, los chicos destacaron el espíritu y la comunión musical que se crea entre los miembros de las bandas concursantes, que continúa concluido el certamen. “Participar del Maravillosa nos hizo conocer a gente increíble que nos ayudó en todo –recalcó Jauregui–, y lo bueno es que, como hay bandas de todos los géneros y lugares, siempre hay alguien nuevo que te escucha”.

“Este concurso y la posibilidad de grabar en este estudio son grandes herramientas que nos brindó el Estado, y hay que aprovecharla. Que exista este apoyo del Ministerio de Cultura de la Nación a jóvenes de nuestra edad, que haya gente trabajando para nosotros, que se sienta como una inversión en la cultura nacional y no un gasto es motivador. Sentimos que no estamos solos, que alguien nos apoya”, concluyó el bajista.

Maravillosa Música integra una serie de políticas sociales, educativas y culturales que se implementan en todo el país desde 2003. El programa se propone estimular la capacidad de creación y organización de los jóvenes a partir de la música, para, de este modo, democratizar la producción y difusión de la cultura popular con contenido social, y ampliar el acceso al consumo cultural de los argentinos.

Desde 2011, han participado más de 2000 bandas de diversos géneros de todas las provincias del país y la Ciudad de Buenos Aires.  

Para participar de Maravillosa Música, los jóvenes integrantes de las bandas deben tener hasta 25 años de edad al momento de la inscripción y al menos dos de los miembros de cada banda deben estar cursando algún tipo de estudio.