Avanza el anteproyecto de la Ley Nacional Federal de las Culturas

05 de noviembre de 2014

Teresa Parodi participó del Encuentro Nacional por Nuestra Ley Federal de las Culturas junto con Ricardo Forster y Horacio González

La ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi, participó del Encuentro Nacional por Nuestra Ley Federal de las Culturas, celebrado el 5 de noviembre en la Biblioteca Nacional, donde los integrantes de la Mesa de Organización del Frente de Artistas y Trabajadores de la Cultura (FAyTC) presentaron el primer borrador del anteproyecto de una ley para el sector, de carácter colectivo y democrático.

“El Ministerio acompaña este proceso y lo seguirá haciendo. Vamos a trabajar codo a codo construyendo posibilidades, con políticas definidas, para que se profundice y se llegue a incorporar la totalidad de las voces. Estoy orgullosa de pertenecer a un país que es capaz de pararse de esta manera, desde su raíz más honda, y sigue adelante con convicción y pelea contra la más brutal de las injusticias, que es la postergación o la penetración cultural que hace que la cultura pueda ser soterrada, ninguneada, silenciada”, manifestó la ministra en el encuentro.

“Estamos ante una posibilidad extraordinaria de producir un cambio profundo. El país comienza y termina en la cultura. Se consolida con la creación del Ministerio y ahora continúa con esta ley que será el resultado de todas las voces, miradas e ilusiones que hemos tenido durante mucho tiempo”, agregó Parodi.

De la reunión también participaron el secretario de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional, Ricardo Forster; el director de la Biblioteca Nacional, Horacio González, y representantes de la cultura de las provincias argentinas.

El texto difundido propone una ley marco de y para todas las culturas, que incluya y exprese federalmente las diversidades artísticas y culturales. Su elaboración es el resultado de un proceso de trabajo acordado con el Ministerio de Cultura.

“Es extraordinario poder pensarnos desde este país que cree que es posible reconstruirse como trama nacional, que no se puede construir sin las lenguas y las invenciones, y que es consciente de que el Estado cumple un papel decisivo para defender a las culturas del arrasamiento mercantil, es decir, de aquello que reduce la cultura a mercancía”, expresó Forster.

Por su parte, González sostuvo: “Hay un deseo de ley, pero no de cualquier ley. No debe ser represiva, sino expresiva, y debe surgir de una discusión social y popular. La ley no tiene que dejar de escuchar los reclamos de la sociedad ni tiene que inhibir las fuerzas creativas. El Estado debe crear situaciones expresivas, generar plataformas de protección y establecer criterios de apoyo. La presencia del Estado crea un ámbito poderoso de debate también en relación con qué llamamos cultura, algo sobre lo que nunca nos ponemos enteramente de acuerdo. Esta es una Ley que tendrá la singularidad de haber sido reclamada a lo largo de muchos años por muchos sectores culturales y que late en su interior”.

Este primer anteproyecto de la Ley Nacional Federal de las Culturas define la cultura como derecho humano y al Estado como garante del acceso irrestricto de los argentinos a la cultura.

También establece para el Ministerio de Cultura, previsto como organismo de aplicación de la ley, un piso del 1 % del presupuesto nacional, cifra mínima recomendada por la Unesco.

La redacción del borrador siguió el modelo de debate plural suscitado para consensuar la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. En junio, el FAyTC presentó los 21 Puntos para una Ley Nacional Federal de las Culturas, que, hasta el momento, se discutió en diferentes ámbitos artísticos y culturales de Rosario, Córdoba, Corrientes, Chaco, Jujuy, Salta, Río Negro, Necochea, Mendoza y Ciudad de Buenos Aires.

El objetivo de continuar esta agenda federal de debates es enriquecer el contenido de los artículos que conformarán la futura ley.