Assange: "Los hackers ayudan a restablecer el equilibrio en el mundo"

15 de octubre de 2015

El creador de WikiLeaks participó del Foro Nacional de Cultura Digital, a través de una videoconferencia

El periodista y activista australiano Julian Assange, fundador del sitio web WikiLeaks, brindó el jueves 15 de octubre una videoconferencia desde la embajada ecuatoriana de Londres durante la úlitma jornada del Foro Nacional de Cultura Digital, que, organizado por el Ministerio de Cultura de la Nación, mediante la Dirección Nacional de Industrias Culturales, se lleva a cabo desde el miércoles 14 en el Centro Cultural Kirchner (CCK).

“No hay soberanía sin cybersoberanía. Hay que desarrollar una capacidad local sin depender de los Estados Unidos”, arengó Assange ante un auditorio repleto. “Si no hay una inversión correcta y un subsidio para la cultura, no funciona y se contamina de la gran influencia de Hollywood, y la Argentina tiene una buena producción cinematográfica local”, agregó el cyberactivista, quien conversó vía streaming con Esteban Magnani, columnista de tecnología de la TV Pública.

“El país tiene que preguntarse cuál es el rol que quiere para la tecnología. Tiene que haber una descripción ideológica sobre el futuro de la economía y de la tecnología”, sugirió y sostuvo que, si esto no sucede, la soberanía no va a fortalecerse.

“Debemos preguntarnos quién va a tomar el liderazgo de la cybersoberanía. Lo natural sería que la Argentina tome ese rol, por la capacidad de sus habitantes, la calidad de sus universidades y por ser un país de habla hispana. El país debe buscar ese liderazgo antes de que sea demasiado tarde”, advirtió el símbolo de la resistencia hacker al poder.

Consultado sobre la relación entre propiedad intelectual y cultura en la era digital, Assange fue taxativo: “No hay soberanía ni cultura sin una cybercultura, así como tampoco hay una economía sin una cybereconomía. Uno está conectado en una especie de malla, esa es la estructura de la información hoy. Es un gran juego nuevo que está afectando a la cultura mundial y a la soberanía, y hay que mantenerse en ese juego para estar conectado”.

El especialista australiano precisó, además, que el 98 % de las telecomunicaciones latinoamericanas pasan a través de Estados Unidos. “Pueden llegar a ser bloqueadas, interceptadas, alteradas. La Argentina tiene que construir soberanía para independizarse de Estados Unidos”, exhortó.

Assange consideró, además, que “puede ser algo bueno” que el país integre la “lista negra” de naciones que violan los derechos de propiedad intelectual. “Quizás podría hacer que la Argentina se fortalezca y pueda tener más independencia, generando sus propias producciones”, sostuvo.

Al pensar si es posible una internet gratuita que ayude a las personas o si la red de redes está destinada a ser un dispositivo de control, el creador de WikiLeaks aseveró: “Internet es la amenaza a la civilización humana. Ha conectado a todos los poderes del mundo y sigue avanzando. Todas las sociedades saben la intimidad de cada individuo. Entonces, no hay poder de negociación. Internet es un lugar platónico, donde las ideas y la información se juntan”.

“Las agencias de inteligencia están diseñadas para romper las leyes –agregó el activista, quien a los 26 años inventó un sistema para denunciar delitos contra los derechos humanos–. Los documentos secretos han aumentado y los informantes y hackers son quienes pueden combatir ese fenómeno. Lo que permite a determinada organización recolectar determinada cantidad de información permite a otra tomarla y llevarla al exterior. Esa riqueza de información debe estar en balance con la información de las organizaciones secretas. Lo que hacen estos hacker e informantes –como WikiLeaks– es intentar restablecer el equilibro en el mundo”.

Respecto de la gigante planetaria Google, Assange opinó: “Es una empresa innovadora, ha comprado Android, y sus innovaciones se han dado con una intención informativa, pero siempre hay problemas cuando se generan monopolios”.

Esta nueva edición del Foro de Cultura Digital, que se realiza desde ayer en la terraza de La Ballena Azul, tiene el objetivo de profundizar los debates llevados a cabo hasta el momento en todo el país sobre los problemas y los desafíos que enfrentan las industrias culturales argentinas en la era digital.

Con este fin, se convocó a especialistas nacionales e internacionales para recolectar experiencias y opiniones que enriquezcan el intercambio y constituyan un antecedente de peso para la elaboración de una agenda digital local que contemple tanto los derecho e intereses de los usuarios de internet como los de los productores culturales.

Las charlas del encuentro pueden seguirse en directo por streaming desde las páginas web del Ministerio de Cultura de la Nación, del CCK y del programa Cultura Digital.