Arte en defensa de la educación pública

29 de mayo de 2015

La muestra propone un espacio reflexivo y político que expone distintas miradas y replica el sentido de construcción colectiva de la escuela

La ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi, inauguró la muestra “La piel de la Escuela Pública”, que reúne una serie de guardapolvos intervenidos por diversos artistas, el jueves 28 de mayo en el Espacio Caloi de la sede del Ministerio de Cultura de la Nación ubicada en Alsina 1169.

Se trata de un proyecto de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) para promover la defensa de la escuela desde el arte y podrá visitarse hasta el 25 de junio, de lunes a viernes de 9 a 19, con entrada libre y gratuita.

“Me emociona ver estos guardapolvos transformados en obras de arte, en este diálogo que tiene el pueblo consigo mismo, con la cultura para todos”, expresó la ministra luego de recorrer el edificio, que fue la casa de Adolfo Alsina, y la muestra completa.

La exhibición propone un espacio reflexivo, artístico y político que expone distintas miradas acerca de la educación pública y replica el sentido de construcción colectiva de la escuela como espacio intercultural.

“El Ministerio de Cultura fue creado por la presidenta con el mismo sentido, el de la inclusión, y la igualdad de oportunidades –manifestó Parodi–. Y debemos profundizarlo. Todos somos protagonistas, somos respetados en nuestra diversidad, nos sentimos cuidados, queridos, y eso pasa porque ha cambiado el eje profundo de contención”.

Por último, Parodi destacó “este presente de hoy, esta Argentina transformada, con un Estado presente, activo y protagonista”. “Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner fueron parte de esa generación que soñó este país, al igual que lo hicieron los 30 mil desaparecidos. Tenemos ese fuego, esa pasión de los sueños en la espalda que nos empuja, y cuando esos sueños persisten con convicción, el cambio es irreversible. El pueblo no va a renunciar a ellos nunca más”, concluyó.

Del acto participaron, por el Ministerio de Cultura, el subsecretario de Promoción de Derechos Culturales y Participación Popular, Emiliano Gareca; la subsecretaria de Cultura Pública y Creatividad, María Elena Troncoso; y el director nacional de Promoción de los Derechos Culturales y Diversidad Cultural, Federico Escribal.

También estuvieron presentes el secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Hugo Yasky; el secretario general de UTE, Eduardo López; el secretario de Cultura del organismo, Carlos Guerrero, junto con varios de los artistas convocados para la iniciativa.

Yasky, a su turno, recordó los años “en los que la escuela pública estaba despellejada”, cuando ‘la carpa blanca’ resistía la embestida del neoliberalismo. En ese sentido, resaltó “como expresión del cambio de época” la valorización del guardapolvo blanco y la presencia de la ministra Parodi, quien, en la década del 90, apoyaba la defensa de la educación pública desde su lugar de artista popular. “Por todo eso, no tenemos que perder la memoria, ni de las luchas, ni de los agravios, ni de aquellos que fueron parte de la resistencia y que hoy, como Teresa, tenemos al frente del Ministerio de Cultura”, exhortó.

Al tomar la palabra, Guerrero, agradeció a la ministra por “su compromiso, su historia militante, y porque siempre ha estado con los trabajadores de la educación, acompañando su lucha”. “Estamos muy felices de estar en esta Casa con todos los artistas que participaron de la convocatoria en defensa de la escuela pública, porque cada uno exhibe su guardapolvo blanco, que es todo un símbolo para nuestro país y que condensa significados de lucha y compromiso”, sostuvo el secretario gremial.

A continuación, Ángeles Crovetto, una de las artistas presentes, comentó que “el nudo del guardapolvo, la piel de la educación pública, es lo que hay adentro, y por lo tanto ahí aparecen todos los actores que la construyen y le dan vida todos los días”. “Si hay algo que celebro es que, a través de esta iniciativa, los trabajadores de la cultura, los artistas, podamos poner parte de nuestra voz en la construcción de la educación pública y luchar en la misma dirección que los docentes”, agregó.

López, por su parte, subrayó el rol del maestro con el guardapolvo blanco: “La Argentina es uno de los pocos países del mundo donde la palabra ‘maestro’ no solo es un sustantivo, sino que, además, es un adjetivo positivo. Eso no es mérito nuestro, sino de generaciones y generaciones, y lo tenemos que preservar y profundizar con la lucha”.

El cierre de la actividad fue la emotiva presentación artística de Silvia Iriondo junto con su grupo y el coro de niños de la Escuela Pública N° 6.